Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscribir

Escriba a escaner.cl@gmail.com

Distribuir contenido

Literatura

Invitado


 

Cien años de soledad. Cincuenta años de gloria


Por Antonio Landauro


A la manera de Los Buddenbrook, la primera novela importante de Thomas Mann, Cien años de soledad ofrece la historia de una familia en el transcurso de varias generaciones. Comienza con el recuerdo que el coronel Aureliano Buendía hace de los momentos en que estuvo frente al pelotón de fusilamiento, cuando “Macondo era entonces una aldea de veinte casas de barro y cañabrava construida a la orilla de un río de aguas diáfanas que se precipitaban por un lecho de piedras… como huevos prehistóricos”, y termina con el frustrado amor de Aureliano y Amaranta Úrsula, descendientes suyos.


Esta novela publicada en 1967, que simboliza la cumbre del boom latinoamericano, logra que Macondo cautive con su hechizo los ojos del mundo, y los Buendía guíen los pasos de la narrativa del siglo XX de la mano del realismo mágico. Vargas Llosa la compara con el Amadís de Gaula, por la aureola de misterio y mitificación de la realidad que ella presenta.


Aracataca y Macondo donde no existe el tiempo


La pequeña aldea de Aracataca, donde nace Gabriel García Márquez en 1927 –localidad situada al pie de la sierra de Santa Marta, en los Andes colombianos, sobre la costa del Caribe– le sirve para crear el mítico Macondo, en cuyas calles se entrecruzan espíritus benévolos y malévolos con los que se puede hacer negocio; varones más que centenarios que procrean eternamente; tías absurdas que tejen sus propias mortajas; guerras civiles y fiebres extrañas, como la del banano, que deja enormes secuelas de desgracias como cicatrices y llanto de cataratas.


El tiempo no existe en Macondo, está congelado. Es un lugar ardiente, cenagoso, lleno de episodios donde el encantamiento seduce como un choapino mágico y transporta más allá de la verosimilitud. Aquí todo es posible, hasta lo imposible: mito y realidad, magia e historia, brutalidad y lo poesía. El autor, que transforma este pueblo en clave de ficción, logra una fascinante alegoría de la sociología latinoamericana e invita a descubrir la laberíntica fisonomía de la condición humana.

Escáner Cultural nº: 
201


 

POLÍTICA Y ESTÉTICA DEL HORROR EN MÉXICO


César H. Espinosa V.

En México, la más grave pérdida que enfrenta el gobierno ha sido en la guerra civil que sostiene contra la violencia y el crimen organizado. En este punto, heredó de la administración calderonista la calificación de Estado fallido al fracasar en la guerra contra el narco, cuando los cárteles compiten con capacidad de fuego, movilización y control de territorios frente a las fuerzas armadas gubernamentales.


En el libro que Miguel Ángel Granados Chapa dejó inconcluso, Buendía, el primer asesinato de la narcopolítica en México, en torno al homicidio del reconocido periodista el 30 de mayo de 1985, quedó evidenciada la red de complicidades entre personeros de la política del país y los aún incipientes cárteles de aquella época. Era el comienzo de la gran escalada bajo la cual zozobra el país con los dólares y las armas gringas que nutren al “ejército” sicario, la docilidad ante la política antidrogas de EE.UU. y el “negocio del siglo” (el XX y el XXI) para toda suerte de políticos, empresarios, dueños de medios y los propios cárteles en expansión.


En la hegemonía presenciamos también un despliegue de la cultura y la ideología surgido a partir del narco; los grupos en el poder generan demanda e influencia hacia la producción de opiáceos, la cual también se derrama hacia todas las capas sociales. Desde el año 2000 para acá surgió una plétora de novelas, canciones y corridos, películas, series televisivas, instalaciones artísticas y performances que son consumidos con tanta profusión como las mismas drogas.


El baile de las cabezas

Bases del I Concurso Internacional de Poesía y Narrativa
“Homenaje a dos genios de la Literatura: Shakespeare y Cervantes”
 
1-OBJETIVO
La Sociedad de Escritores Surbonaerenses (S.E.S.) organiza este concurso para todos los escritores hispanohablantes de cualquier parte del mundo con la finalidad de promover la  escritura creativa en español
2- PARTICIPANTES
Participarán todos/as los/las escritores que posean cualquier lugar de residencia y que realicen sus obras narrativas o poéticas en lengua española.  
Cada participante podrá participar con un trabajo en hoja A4, fuente: arial, tamaño 12, interlineado: 1,5. Márgenes superiores y laterales: 3 cms. Extensión en narrativa: hasta 2 carillas y en poesía: hasta 70 versos.
Quienes no cumplan estrictamente con estos requisitos, quedan automáticamente descalificados.  

PARA QUIÉN SE ESCRIBE


Amílcar Bernal Calderón

Colombia


La asociación de ideas resultante de la coincidencia entre un libro de la biblioteca rayado por un vándalo lector y el recuerdo de la imposible lectura de la novela Ulises, de don James Joyce, posibilitó que en esta madrugada de sábado insomne, tratando de leer a don Julio Cortázar, me haya dado por escribir este exabrupto, que seguramente no será publicado por nadie que respete los monumentos y se incline ante los mitos que la inercia erige. Me refiero a la inercia, porque estoy acostumbrado a que en el ámbito literario se convierte en norma lo que cualquier crítico proclama, aunque el pobre se haya equivocado o esté loquito o le hayan pagado (alguna editorial necesitada de vender un ladrillo disfrazado de novela) para que afirme lo que afirma. Agradezco recordar que al pobre gerundio le cayó la roya desde cuando un crítico dijo que estaba mal usarlo en literatura, o el caso del cuento chino de que en los cuentos es más valioso lo que se oculta que lo que se dice, la teoría del iceberg, que sirvió para vender muchas veces los tontos cuentos de don Ernest Heminway. Ojalá se despierten los polemistas y la emprendan contra mí, lo que me hará sentir vivo a pesar de lo mortuorio de mi edad.

 
Amílcar Bernal Calderón
 
OJOS DE FARO NEGRO
 
De la noche salieron los gatos
en su paso de nubes oscuras, huyeron
de la noche los hondos ronquidos,
los búhos
que alquilaron disfraz de pingüino, los pasos
de los celadores –dormida
su pistola los acompañaba-.
                                             Partieron
los que mueren a diario
de la vida nocturna
ni raudo ni lento, si acaso
como manda el reloj que repite
latidos eternos; se fueron
las putas
del andén alcahuete a la una
de la madrugada, la luna
alumbraba en sus pechos. No quedan,
cuando el alba encandila su miedo
de sol primerizo, vestigios
de la tinta vestida de viento
que es noche y recodo
de ojos cerrados.
                           O apenas
quedo yo, por recuerdos tomado,
de nostalgia en nostalgia mirando
-la ventana me cede dioptrías-
cómo pierde la noche su tiempo,
su tinte y su alma,
y me deja en el centro de todo
sin nada a la vista, uno,
non
disfrazado de tango y vampiro
sobre el borde de todo,
vacío
de luz y miradas,
soledad que amanezco pensando
en la luz de unos ojos perdidos.
 
Invitado

NOVELA: YO BIPOLAR.

Capítulo XXIV

 

Todos los hombres están locos y, pese a sus cuidados,

sólo se diferencian en que unos están más locos que otros.

Nicolás Boileau

 

Por Jesús I. Callejas

CONSUELO DEL ARTE

Una instalación. Mi inicial contacto con esa clase de demostración “artística” ocurrió cuando en una rectilínea galería situada en el centro de la ciudad, a la que asistí acompañado por Ramiro, gran amigo pintor de acusado perfil renacentista, al que veo de tanto en tanto, tropecé -casi me caigo-, con la esquina de una gigantesca alfombra y le propiné par de patadas intentando sacarla del camino. Cáustico, me alertó Ramiro: ¡Que no te crean un saboteador! ¿Por qué? Hombre, estás pisando la "obra de arte", y conteniendo la carcajada destacó una etiqueta rectangular con los datos de la pieza bajo mi zapato. El comentaba y comentaba, mientras yo vagaba y vagaba alrededor: Nada nuevo; un concepto canonizado apología por los dadaístas, el arte conceptual y el pop art. Se impone una hermenéutica visual fulminante, para que yo pueda gustar del arte contemporáneo.

Lo paradójico del asunto es que la mayoría de los "artistas" del momento son más descuidados que los espectadores. Superior escrupulosidad y respeto muestro apreciando una pieza de arte que muchos de ellos para elaborar las propias. Consideran inútil el oficio, pero lo cierto es que incluso un maestro que termine enviando la preparación a paseo sabe reciclar la técnica en su beneficio. Para mí un pintor que no sepa dibujar es una soberana mierda. Es requisito mínimo. Me detuve en el surrealismo, pero estos imbéciles intentan comenzar en el aire. ¿Qué opinas? La pereza me enmudeció hasta alcanzar un recodo del segundo cubículo: Bueno, mi visión del arte tiende a emparejarse con la tuya: me placen mucho más los tradicionales; sin embargo, tengo dudas acerca de la vehemencia con que opinamos y es precisamente ahí donde irrumpen en manada los cuestionamientos.

Escáner Cultural nº: 
187
Invitado

 

 

NOVELA: YO BIPOLAR.

 

Capítulo XXIII

 

Todos los hombres están locos y, pese a sus cuidados,

sólo se diferencian en que unos están más locos que otros.

Nicolás Boileau

 

Por Jesús I. Callejas

EL LIBRO

Permanezco aterrado ante el destino de las bibliotecas. Recién he arribado con datos escalofriantes. Sabido que los tradicionales tarjeteros han desaparecido bajo avasalladoras computadoras -Rosario me ha enseñado a usar la Internet para que no me tome desprevenido-, pero es ¡peor!: planean borrar el libro de la estantería. ¡La desaparición del libro cual artefacto físico! Horror, las bibliotecas digitales son su némesis. ¿Una variante de Ray Bradbury en su Fahrenheit 451? Habrá libros, sí, pero reducidos a piezas de museos. La Internet se apodera de todo.

Parece que accederemos a los libros con achacosos propósitos investigativos, no por placer intelectual o estético. ¿Y qué de lo sensorial? ¿Olvidar el manto de polillas agujereando túneles en murallas de acechantes letras, el seco desplazar de codiciosos dedos por superficies de áspero océano, el hedor de páginas manchadas inseparable de su yugular de tinta cortada por seco golpe eléctrico? Pronto olvidaste las varias infecciones adquiridas por libros contaminados con bacterias. Hasta me ha gustado lamer libros... ¿No te digo? Estás jodido. ¿Se extinguirá la fibra vegetal para regocijo de los que propugnan la inmediatez del "planeta verde", la manida conservación natural? Aterra balbucear la espantosa frase: EL LIBRO HA MUERTO. Urdimbre muda. Desconcierto ante la tecnología informática. ¿No se dice que todo pasa? Sí, pero asusta su rapidez.

Como le diría el lirón a la maravillada Alicia durante el juicio de las tartas, “no hay derecho a crecer a tal velocidad”. No puedo desapegarme... Lo individual... Con mis libros estoy solo, y mejor. No te apegues... ¿No existe apego cuando se busca el desapego? Lo que vendrá es contigo y sin ti... Joseph K. ante escritorios similares a ataúdes del espíritu… si existe el espíritu. Latón universal donde desembocar miserias. Alineadas formaciones de computadoras sustituyendo anaqueles, barridas toneladas y toneladas de volúmenes de espacio destinado a millones de frases que han erigido en crónica la historia humana recordándonos peregrinaje resistente contra la catástrofe de la especie. Información reducida, empaquetada, tapiada en circuitos en los que filosas teclas, armadas con la furia resentida del milenio, descargan su señorial poderío electromagnético para deslumbre de nuestra portentosa ceguera. Lo que ahora digo lleva el estigma de computadora sostenida en lo invisible. Bien, de sucumbir el libro debería comprometerme a escribir a mano; sería mi solitario acto de protesta. Pero no depende de mí; además, estoy medio reumático.

Siguen cayendo bombas mientras el petróleo genera plástico para las tarjetas de crédito, refinado estrato de la usura moderna. Una espada de petróleo abarcando puntos cardinales; hexágono diamantino apuntando a las galaxias. El libro tecnológico: el artilugio denominado Kindle, similar a un cuaderno o pizarrita. Especial ventaja de las bibliotecas digitales supondría traer de vuelta a autores en desuso, e incluso favorecer a aquéllos no publicados, compelidos a amontonar su labor en armarios decorados con retorcidos hongos. Grotesco andar cargando del cuello esos diminutos termómetros conteniendo millones de libros y películas. Los DVD, que prometían nitidez incomparable, desplazaron a los videos, que a su vez hicieron desaparecer a los Betas hace décadas, pero ya comienzan a ser arrinconados por la superior definición que ofrece el Blu-Ray.

Escáner Cultural nº: 
186

 

ESTO NO ES FICCIÓN
Episodio TRES: [Entre BURUNDANGAS te veas]


By Copyright©José Agustín Orozco Messa.
All rights reserved.

Acto I


“Songo le dio a Borondongo
Borondongo le dio a Bernabé
Bernabé le pegó a Muchilanga
le echó a Burundanga
Les hinchan los pies…”
Canción Burundanga, Celia Cruz

Burundanga ha sido una bestia toda su vida. Lo fue de niño y lo sigue siendo de grande. Aunque el apodo se lo ganó de pequeño, porque parecía un animal rabioso que repartía manotazos y patadas contra sus compañeros de primaria, sin importar si eran grandes o chicos, siempre que alguno de ellos no quería seguir sus órdenes. Resultó que, ya adulto, le seguían llamando Burundanga, aunque por otras razones que ya veremos. Pero no se piense que había diferencia entre el Burundanga niño y el adulto, porque invariablemente, todo lo quería arreglar a manotazos siempre. De allí que le pusieran Burundanga porque, en el imaginario de sus compañeros de primaria: esa palabra era sinónimo de “niño salvaje”, “bestia salvaje” o “una especie de Tarzán bestial y animalesco”.

Invitado

 

NOVELA: YO BIPOLAR.
Capítulo XX


Todos los hombres están locos y, pese a sus cuidados,
sólo se diferencian en que unos están más locos que otros.
Nicolás Boileau

Por Jesús I. Callejas

EVALUACION

Hoy dormí tres siestas. ¿Por qué no morir de placidez? ¿Mejor matarse con lentitud desmemoriada? La muerte o el olvido de ser... o del Ser. Sigue comiendo mierda encaramado en la nube con el arpa desflecada. Al ir a una burocrática gestión del seguro social, la empleada se mostró grosera porque no entendí sus indicaciones. En ocasiones puedo ser bocón, impertinente, por lo que he tenido que aprender a controlar mi virulencia, más por conveniencia que por humildad, así que, en vez de responder a su desplante la miré compasivo discurriendo: Esconde la amargura, oh, carne infeliz, bajo tu culo gordo, defenestrado en la silla donde se mantendrá por treinta años en espera del retiro que tampoco le dará contento: No tendrás energía para disfrutarlo. Continentes apócrifos. Toda sociedad dual genera orates: Mastúrbate sin cohabitar; bebe licor sin emborracharte; haz vida social desconfiando del prójimo.

Escáner Cultural nº: 
183
Invitado

GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ  Y EL ARTE LATINOAMERICANO


Por Mario Alejandro Vergara Leiva (1)

A los 17 años leí por primera vez Cien años de soledad. Con ella aprendí a mirar la realidad más allá del espejo de la cotidianidad.  Y en el ir y venir de esos años mozos, con cada página de ese libro maravilloso, fui abriendo las ventanas de la percepción. Aisthetiké la nombraron los antiguos griegos, para definir a esa rama de la filosofía, que se encarga del problema del arte, la belleza y la naturaleza; de cómo percibimos los seres humanos el mundo a través de los sentidos, de cómo intuimos la verdad antes de hacerla racional en el proceso cognitivo, lógico y científico. Ciencia que estudia el origen del sentimiento puro y su manifestación: el Arte, en palabras de Emanuel Kant en su Crítica del juicio.

Escáner Cultural nº: 
183

Premios Municipales 2015 de la I. Municipalidad de Santiago

 

La Municipalidad de Santiago invita a participar a los artistas, creadores, escritores y gestores en los Premios Municipales 2015, en las siguientes modalidades:

 

1.- PREMIO MUNICIPAL DE LITERATURA: para obras publicadas en primera edición durante el año 2014, en los géneros Novela, Cuento, Poesía, Ensayo, Referencial, Investigación periodística, Dramaturgia, Literatura infantil, Literatura juvenil y Edición.

Descargar bases.

Las obras serán recepcionadas entre los días 24 de julio al 24 de agosto del presente año, de lunes a viernes, de 10:00 a 17:00 hrs., en el Museo de Santiago Casa Colorada, Merced 860.

 

2.- PREMIO MUNICIPAL JUEGOS LITERARIOS GABRIELA MISTRAL: para obras inéditas en las siguientes categorías y géneros:

- Categoría Juvenil, para autores entre los 14 y 25 años, en los géneros Cuento y Poesía
- Categoría Adulto, para autores mayores de 25 años, en los géneros Cuento, Poesía y Novela.


LOS ANGELES Y LOS MAGOS DEL ORO

Por Felipe Vilches Rubio

/El Sol vence las Tinieblas./ El héroe mata al Monstruo./ El Sol mata al Monstruo./ El héroe vence a las Tinieblas./ El Sol brilla con fulgor dorado./ El oro brilla con fulgor dorado./ El oro brilla como el Sol, es el oro./La Salud es Oro./ La juventud es Oro.


En el libro de Enoc se relata la caída de los 200 ángeles que se acoplan con las hijas de la Tierra, a los que pagaron enseñando métodos mágicos y virtudes curativas de Raíces y Plantas. Por su parte el Angel Malo Asasel enseño a los que se reprodujeron el arte de fabricar espadas, escudos, corazas.
Les descubrió los metales más nobles, y el arte de labrarlos, con la confección de brazaletes, joyas, pomadas para los ojos, - el uso y técnica de labrar y cortar diamantes, y la preparación de tinturas.
Este Ángel Malo se toma la playa, parece un pirata que se tomó el brebaje que el Capitán Cook daba a sus audaces cuando atravesaban los océanos-, reinaba el fulgor del metal, la espada y el color Púrpura: la magia fantasiosa.
El artificio del convertir a diamante estaba escrito en los documentos sagrados, pero el libro de Enoc tiene a la química como un mágico regalo del Sexo de dos Ángeles caídos y doncellas de la tierra, y donde la magia es el referente de los inteligentes.

Invitado


NOVELA: YO BIPOLAR.
Capítulo XVII


Todos los hombres están locos y, pese a sus cuidados,
sólo se diferencian en que unos están más locos que otros.
Nicolás Boileau


Por Jesús I. Callejas

MIEDO

El café descafeinado me conviene pero es pobre sustituto. Estimulantes para después aplastarlos. Disparatado, pero funciona. Hoy dormí, raro, hasta las diez de la mañana. Viene por mí… Calma, disimula echando mano de lo primero que se te ocurra… Nos recomiendan nutritiva dieta intelectual con el mejor sistema de publicidad desde las Cruzadas, “best seller” de Occidente... Qué pegajoso matadero de billetes: sangre descastada.

Actualmente debemos soportar burgueses con aires aristocráticos, patrocinadores de las artes; sí, supremos burgueses -preferibles a los burros de la clases media y baja-, a los que apenas se les ve por estar en sus mansiones o merodeando en limusinas sin asomarse.

Bueno, son los acaudalados sucesores de la monarquía y en sus manos ha quedado, ah, el patrocinio de la cultura clásica como atesorado en monasterios quedaron los residuos de la antigüedad.

Ni modo; a falta de monjes eruditos... Nos dicen: Venga esa jarra de cerveza; demagógico pulpito (no púlpito). Sevicia: ¿suficiente la cuota semanal? Soy petimetre de almacén sufriendo demoledora patanería de recursos, aunque me resista a las injurias. ¡Pasen al torneo sexual de las monedas!, vociferan, pero no los oigo. No sé qué opinará usted, pero es chocante saber que la gente gusta de contar billetes con indecencia casi sexual… ¿Le parece? Absolutamente. ¿Y qué? Como que y qué… Es terrorífico. No es nuevo; desde que existe el dinero en monedas siempre las han contado… ¡Ya lo sé, pero me sigue alarmando! La Reserva Federal es un mito; una cortina de humo para apropiarse del estado. Todo se mueve con dinero entumecido, o mejor dicho, inexistente. O sea, especulativo. Crean inflaciones y depresiones; planifican guerras y crisis…Tenga cuidado con lo que dice, señor. Se está metiendo en camisa de once varas…Lo sé, camisa que puede terminar siendo de fuerza… Me disculpo. Por eso; calibre sus palabras en lo adelante.

Escáner Cultural nº: 
180

Pintura de Alejandro Cabeza: "Angel Ganivet"

 

Convocado el IX Concurso Literario Internacional “ÁNGEL GANIVET”

 

Por Salomé Guadalupe Ingelmo

 

 

La Asociación de Países Amigos, con sede en Helsinki (Finlandia), convoca el IX Concurso Literario Internacional “Ángel Ganivet”. De nuevo el prestigioso certamen, centrado en esta ocasión en el género de Poesía, abre sus puertas.

En el presente año, ya el noveno de vida, el ganador será homenajeado, además de con su habitual premio en metálico y diploma, con un retrato del artista valenciano Alejandro Cabeza. Esta original iniciativa se puso en marcha la edición pasada, y se materializó en una obra valorada en 6.000 euros que está ya en manos de su modelo y ganador del certamen, el argentino Osvaldo Gallone.

Bases Completas del IX Concurso Literario Internacional

“Ángel Ganivet”

 

La Asociación de Países Amigos (A.P.A.), con sede en Helsinki, convoca al IX Concurso Literario Internacional “Ángel Ganivet”, que contempla modalidades de cuento y poesía.

El Concurso propone sus géneros con carácter bianual, correspondiendo la convocatoria de esta IX Edición al género de poesía. Las siguientes son las bases que finalmente lo rigen:

Pueden participar todas las personas mayores de edad (es decir que hayan cumplido los 18 años) que lo deseen, cualquiera que sea su nacionalidad, siempre que presenten poemas (una obra por cada concursante) en lengua española, originales e inéditos, no publicados en ningún tipo de formato ni total ni parcialmente (incluido Internet), no premiados o pendientes de fallo en otros concursos, o a la espera de respuesta en un proceso editorial. El incumplimiento de esta primera base descalifica automáticamente al participante.

El tema será libre.

El original deberá estar mecanografiado a doble espacio, utilizando un tipo Arial, Times New Roman o similares, a 12 puntos. En documento a tamaño A-4, por una sola cara. Respetando unos márgenes no inferiores a los 2,5 cm en cada dirección (laterales y superior e inferior).

El original de la obra se presentará únicamente en formato digital. El trabajo deberá ser enviado a la dirección electrónica: angelganivet@paisesamigos.com

En el asunto del mail se especificará: “Para el IX Certamen Ángel Ganivet”. Se enviarán en el mismo correo dos archivos adjuntos en formato Word:

 

Vicente Aleixandre EL ENCUADRE a la Totalidad (1977)

 

Por Felipe Vilches Rubio

Ensayo ganador de primer premio de concurso de ensayo en Chile (77), concurso convocado por la Universidad de Colorado USA y la Sech de la época, que lo publico. fue un escrito relámpago.

Un día antes supe de este concurso y se dio que vagabundeaba por librerías de san Diego  y compre el libro VICENTE ALEIXANDRE de Hernán Galilea, una antología muy agradable de leer. Lo estaba leyendo con apuntes en el borde de cosillas zen que veía en su poesía, un  total dos páginas para describir a un poeta, que me llamo la atención,  la violencia zen del juego poétic,  las comparaciones y contraposiciones como el poder  de la Palabra.

 

                                                                      Orientación

El desarrollo poético de Aleixandre ha culminado en el Nobel de Literatura 1977. Y aunque su obra no es conocida en extenso, ya existe preocupación en algunos centros literarios del mundo. Las calificaciones diversas de su poesía ha sido a nivel de periodismo o de tarjetones necesarios para tener noticia general del asunto  -  Aleixandre. Y es así. Su poesía es considerada una solidaridad amorosa volcada a todas las cosas y seres del universo. Una religión del artista producto de toda una inspiración onírica.  Un panteísmo electrizante que constituyó un estilo sobresaliente, gracias a una disciplina propia que sobresalió entre los grandes.

Desde dentro de la marea literaria de la época que reunía a Bretón, Artaud, Soupault, Prévert, Desnos Aragón, Eluard, Dalí y unos cuantos que se suicidaron, surge Vicente Aleixandre. Y junto a él estan los grandes españoles: el rememorador Machado, el depurado y cristalino Nobel Ramón Jiménez, la dureza emocional e intelectual de Salinas, que siempre entrega la desintegración del sentido de la vida contemporánea con cordialidad hacia el lector. No debe olvidarse el vitalismo calculado de Guillén, la diluida inteligencia y localismo de Lorca y por último, el elaborador-integral de Alberti con su enorme sensibilidad equilibrada, sin euforias poéticas desgarradoras.

            Vicente Aleixandre, poeta surgido junto a los mejores, elaborando un estilo sobresaliente, contiene la diversidad integrada a una fluidez vertiginosa de la palabra para imprimir el conflicto inherente de una borrosa emoción ante el universo. Su palabra danza entre el aparecer y el desaparecer, la unidad reposada surge en la nostalgia de una identificación en el resplandor y temor que envuelve el universo.