Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

De las Mutaciones

 

Araceli Zúñiga Vázquez

 

Si pudiera Hablar contigo

El poeta…el hombre…mi padre…

Juan García Jiménez

 

 

(Texto homenaje que la artista visual y del performance Guadalupe García le dedica a su padre, el poeta afrodescendiente, Juan García Jiménez, en su natalicio, el 21 de marzo)

 

 

 

Papa, papacito, papito

Tu ocaso me llevó a sentirme huérfana- de ti-Padre

Hurgando en mis pensamientos… en la esencia del ayer pasado

Hoy cuando cuento con 67 años, edad que sobrepasa

A los 51 años cuando el destino te quitó la vida

Encarnada como xipotetel me pongo la piel de poeta-mujer-artista---tu hija.

 
  



 

Si pudiera hablar contigo…

La primavera nos ofrece el verdor de la vida

El invierno sucumbe al tiempo

Celebrando “al Benito primavera”

Celebrando tu vida-poesía, el 21 de marzo

El vientre de mi abuela margarita

Santiguado le habló a la vida

Las palabras floridas se abren en colores

verde-blanco y colorado

 

 

La primavera nos incita a crecer

amor-amor-amor

en mi mente

buscando en mi corazón

la primavera

la luna de miel sobre el planeta azul

en armonía con los días asoleados

en Ometepec, en Guerrero

tu pueblo te saluda…los niños te cantan

 

 

Ay, si pudiera hablar contigo…

papá, vagando sigo tu canto

tu sangre correteando en mi cuerpo

nunca olvidaré cuando solías decir:

tal vez no se me aprecie ahora

pero cuando muera seré famoso”

 

 

Pero tu ser no era hecho solamente de palabras poéticas

Sino también de palabras ausentes

Del padre…del esposo

Tu círculo bohemio

Entrelazaba

Días de vino y rosas

Derramada al filo de la palabra

Familia


Mis hermanas: Chachi y Beatriz Esthela.

 

Recuerdo a mi madre que sorteaba sus días

Entre luz y sombra

Entre dos trabajos… de sol a sol

Entre los vientos oscuros de la pobreza

Sus ojos de lluvia

Coloreando al arcoíris

 


El Profesor Luis Gil quien por mucho tiempo fue quien organizo los Homenajes. 
Al lado mi queridisima amiga Esthela Hernandez-pintora-activista.

 

Hilando la vida de sus hijos

Héctor, Beatriz Esthela, Juan José, yo y chachi

 


Manta que anuncia mi exposicion "Estandartes" en el Ayuntamiento,
al lado caminando Sergio Peñaloza. Presidente de la asociación Mexico Negro.

 

Si pudiera hablar contigo…

Te pediría perdón

En la sombra sufrida maternal

Te quería castigar…te gritaba…te pateaba

Pero también era mi amor que decía…

Veme…escúchame

Mezcla de gritos sonoros

Con ausentes colores

Me convertí en la hija rebelde

Incontrolable… como tú

 

 
Guadalupe García  sobre la tumba de Juan García Jiménez.  Una meditación entre lo de arriba y lo de abajo, y lo que vive entre los 2 mundos.   Las cadenas de cempazuchilt en Guerrero se les cuelgan a los heroes, a dignatarios, politicos y a reconocidas personas. 

 

Pero papi… esa hija bipolar rebelde

Que provocaba castigos

Con latigazos del cinturón maternal

Cascabeleando el dolor de golpes

Que arrebataba el dolor de mi madre

Hasta que a los 13 años

Esa niña rebelde

Arrebató ese cinturón que me encostraba

La piel

Arrebatando el perdón de la vida

 


Lápida del Poeta-papa.

 

Si pudiera hablar contigo…

Te diría con orgullo

Como tu pueblo celebra/ vive/ revive tu voz

En el corazón del desvalido/del olvidado/del negro/del niño/

De tu familia

De mi amor/amor/amor

 


Estandarte homenaje. La foto de uno de los homenajes.  Es un dibujo de un artista amigo de mi papa.  Dedicado a Chachita la que de chica era todo ternura.  Tecnica mixta foto-collage-sobre el estandarte.

 

 

de mi voz del poema aún no escrito

Viviente de tu herencia

Papacito, papi, padre

Juan García Jiménez

 

Guadalupe garcía-vásquez

 


Guadalupe García  en el obelisco de Los Hombres Ilustres, donde mi padre,
despues de ser exhumado de la tumba en el Panteon de Dolores, en el Distrito Federal (Ciudad de México),
con gran pompa llevaron sus cenizas al panteón, en Chilpancingo, Guerrero.

 


Escuela Juan García Jiménez, en Ometepec.

 


Escuela Juan García Jiménez, en Ometepec.

 

 


Corona de muertos, obsequio del Regidor de Cultura, Cesar Reyna, con motivo del Homenaje a papa,
el 21 de Marzo de 2013 en Ometepec, Guerrero.

 


Guadalupe García junto a la corona de muerto de su padre.

 


Tía Mariaelisa y primas en Acapulco: Elsa, Guadalupe García y Raquel, que aun vive en Acapulco.


 


Mi tía al lado de la foto de papá.

 

 

 

 
 

El Presidente Municipal de Ometepec, Profesor Antonio Atenegenes Vazquez Rodríguez,
parado al lado del Busto de papá, desde el pasado Homenaje en 2013,
junto con el Regidor de Cultura: Cesar Reyna Hernández.

 

 


 

 

Pensé que la noche era oscura/pensé en mis sueños 

/ sueños de un ayer vivido/ pensé en la luz/

ombligo unicolor que me despertó/

pensé… en el arte/poesía/vida de mi padre.

 


Sergio Peñaloza. Presidente de la Asociación Mexico Negro.

 

Mi padre -como lo recuerdo era… de estatura media, delgado,

con un profundo mirar que unía su inteligencia

a una memoria un tanto ancestral con una sabiduría de muertos.

Acertó vivir en el horizonte trayendo su silenciosa tristeza

en un giro poético-escribe en:

 

Autobiográficas

 

Yo no sé cómo escribo…Quizá una gran tristeza

Me dicta las canciones que sólo yo percibo…

Quizá una gran tristeza…Quizá una gran tristeza…

 

¡Yo no sé cómo escribo!

_Esos pájaros cantan

sin saber por qué cantan…

pero cantan y encantan

¡Yo no sé cómo escribo!

 

A veces el recuerdo

de una novia lejana

morena y pueblerina

 y muchas veces, una

tristeza franciscana…

¡Yo no sé cómo escribo!

 

La vida es como un vientre de novia. Amo la vida.

 

El sueño es un ensueño que retoña

cariños en el alma…Quizá sueña mi ensueño.

Yo no lo puedo explicarlo: la noche estremecida

que saca de la blusa su pecho de querida

romántica: la luna;

un pájaro que entona

su trino en la mañana;

mi novia pueblerina

o mis instintos lúbricos perversos,

hacen montar el potro de mis versos

sobre el vientre desnudo de la vida.

 

Yo soy entre los hombres, quizá, quizá el más triste…

Tal vez a algún recuerdo, quizá a una ternura,

en noches de dolencias repegue yo el oído…

 

¡Mi novia y Dios lo saben!: también ellos son tristes,

¡yo he escrito muchos versos y nunca lo he sabido!

 

  

 

Juan García Jiménez, nació el 21 de marzo de 1916,

en el barrio de la Hontana, nombre del rio que atravesaba la villa de Ometepec. La casa actualmente tiene una placa que dice…

Aquí vivió el poeta…en lo que ahora es “La calle Juan García Jiménez”

 

 

Todavía en el aniversario de mi papa el año pasado (2013)

el pueblo le llevo sus mañanitas. Llegué a quedarme allí, en los 80s

con mi tía María Elisa, su prima hermana. El actual dueño está por derrumbarla.

Creo que el gobierno debería apropiarla y convertirla en un Centro Comunitario.

La infancia de mi padre lleva secretos y luto -orfandad de doble filo.

Cuando mi abuela Margarita Jiménez León enlaza su destino, entregando

su amor a Bruno Rosas Radilla quien en medio de la revolución parte repentinamente sin saber que iba a ser padre.

 

  

 

 

Ella fue informada

de su fusilamiento con remate de tiro de gracia en la nuca.

Mi abuela poco después conoció al militar Juan García López

quien le diera su nombre pero no veo indicios de que se casara con ella.

Cuando mi papá tenía 2 añitos de edad él tuvo que ir a la Revolución…

éste sí murió (y como veremos Bruno Rosas Radilla sobrevivió.)

A pesar de esta pérdida de figura paternal, el hermano de mi abuela, Adalberto Pacheco Jiménez le dio toda su atención y estimulo intelectual, tanto que a mi papá lo llamaban “Pachequito.”

Y por su parte tía María Elisa fue una verdadera hermana que estuvo

pendiente hasta su muerte. Frecuentemente decía como papá solía exclamar: “Buenos días...amanecí poeta, claridad de los cielos onda y quieta…”

Apenas a los 15 años de edad el famoso compositor y cantante guerrerense José Agustín Ramírez reconoce su talento y se lo lleva a Chilpancingo,

en busca de nuevos talentos.

 

 

Se dice que por esa amistad y confianza,

mi papa le llegaba a escribir o terminar alguna que otra copla de sus canciones.

Mi abuela Margarita también nacida en esa casa vivía con su hermano

y la tía, cuidando de su hijo, se mantenía de su oficio -costurera,

creando moda para la sociedad dentro de una vida –recogida.

Cuando un día de esos se aparece Bruno Rosas Radilla queriendo

hacerla su querida, ver a su hijo -entablar una relación.

 

El detalle era que ya estaba casado con hijos.

A mi abuela le prohibieron salir con él, amenazada con correrla de la casa evitó que mi papá supiera de su existencia.

Sin embargo cuando mi papá estaba en sus veintes, conoce a su padre

Bruno Rosas Rodilla en un encuentro arreglado por un amigo de mi abuelo

en Caleta, al verse dos almas en reflejo, siguieron el encuentro hasta la madrugada.

 

  

 

 

Mi padre a escondidas conoce a su familia en Piedra Imán, Acapulco.

Con su media hermana Consuelo Rosas de Rodríguez mantendrá

una relación que inclusive se lo oculta a mi mamá.

No sé si a partir de entonces en documentos y en su propia bibliografía se alternaban los datos de su verdadera paternidad... negando que su verdadero padre fue Bruno Rosas Radilla.

 

 

 

También hay un desbarajuste en las declaraciones de las correctas edades

en documentos. Encontré que en el certificado de matrimonio de mis papas fechado, el 24 de julio de 1939 en Puebla de Zaragoza…donde sólo de casualidad estaban “de paso en esta ciudad…” (Probablemente lo tuvieron que hacer porque la familia de mi mama en Ometepec nunca acepto a mi papa, y no les quedó de otra)

 

Por qué será que en el acta de matrimonio declaran a Juan García López como el finado padre de Juan García Jiménez.

Poco después en el acta de nacimiento de mi hermano mayor Héctor Marciano, en Ometepec, el 18 de enero de 1940, se registra como abuelo paterno a Bruno Rosas-Finado, así como a Margarita Jiménez –Finada, ¡cuando los dos estaban vivos!

 

Otro error que recurre en varios otros documentos es que los dos tenían la misma edad. En su boda civil de Puebla…es cuando se comienza a decir que ambos tenían veintitres años de edad.

Continúan en el acta de nacimiento del primer hijo, Héctor y de

Beatriz Esthela Asunción, la segunda hija. Pero cuando vemos

el acta de nacimiento de mamá…donde se dice que la niña Conrada Domitila nace el 2 de diciembre de 1912 –mientras que en realidad,

papá nace 4 años después, el 21 de marzo de 1916.

 

Se rectifica- ya por último, en su Acta de Defunción -como fecha de su fallecimiento: 2 de abril de 1967, a la edad de 51 años. A causa de una embolia cerebral, arteriosclerosis, insuficiencia cardiaca y alcoholismo.

En ese día -en su casa en la Ciudad de México, mi padre muere después de sentir un dolor de cabeza, en la presencia de la esposa

de mi hermano Héctor-Herlinda. Como datos generales

se escribe que sus padres fueron:

Bruno García Rosas y Margarita Jiménez.

 

 

(Quién pudo haber combinado los apellidos, del padre que le dio el nombre

Juan García con el apellido Rosas del padre que le dio la vida -Bruno Rosas. En un gesto conmovedor los apellidos se unieron en un lenguaje donde los nombres se los comió la poesía.)

 

  

 

Después de la muerte de mi papá, mi tía María Elisa fue quién llevó a organizar los homenajes a papá en sus inicios, junto con el entonces Supervisor de las Escuelas Federales, Luis A. Carmona. (Quien todavía vive.)

Años después, los restos de mi papa fueron exhumados del Panteón Dolores

en el Distrito Federal, y llevados a “La Rotonda de los Hombres Ilustres” bajo la gubernatura del licenciado José Francisco Ruiz Massieu.

Con gran pompa vinieron de Guerrero dignatarios, niños, la sinfónica. Entre

música, poesía y discursos en luto, las cenizas de papá fueron en caravana

escoltados por la policía Federal en un séquito de varios camiones y carros hasta la capital de Guerrero, en Chilpancingo. Cuando pasaban por los pueblos la gente ya los esperaba con porras aventando cadenas de cempazúchilt.

 

 

El Gobernador Ruiz Massieu al llegar, develó el busto de bronce de papá en el Parque de los Ciruelos integrándolo a formar parte de varios bustos con

el linaje de personajes importantes.

Junto con el homenaje en La Rotonda de los Hombres Ilustres, el gobierno publica una antología de los cuatro libros en:

Obra poética, Juan García Jiménez: Alma Vernácula (1937), Luna del Barrio (1955), Palabras en el Bosque (1960), Cuando el Amor Cantaba (1964). En “guerrerenses distinguidos.

 

  

 

 

El Gobierno y el Consejo Dictaminador de la Rotonda de los Hombres Ilustres escriben en 1990:

…”Si los poetas cantan lo que el pueblo es, García Jiménez canta al pueblo y lo que canta el pueblo, porque adora a la musa popular, como lo hace ver su trabajo vernáculo, costumbrista y folklórico. El ometepequense rescata para la literatura el habla del guerrerense -verdadera literatura oral-, y refleja la filosofía de la vida del pueblo…García Jiménez que sabe que cada obra de arte, así sea oral, es arte por lo que tiene de irrepetible…recoge y recrea los giros verbales, el ritmo de la dicción, los modismos vernáculos, que forjan el idioma como patrimonio de los que lo hablan, como patrimonio colectivo, que no como asunto exclusivo de los académicos, lingüistas y gramáticos…”

 

 

Así mismo y por decreto de Ruiz Massieu se establece que en el nacimiento de Juan García Jiménez, el 21 de marzo de cada año.

Fecha que conjuntamente se celebra a Benito Juárez y a la primavera. Su homenaje se incorporara en escuelas y Ayuntamientos.

Fue la primera y última vez que vi a Ruiz Massieu.

Poco después el Gobernador fue asesinado.

 

Mi padre no solo es recordado por su poesía en Guerrero sino también destaco como periodista en La Prensa, con su semanal columna “El Rincón del Anécdota” donde escribe más de 500 artículos. Trabajó en México al Día, publicó en la revista Vórtice, la revista Siempre.

 

 

En una forma irónica-humorista, Juan García Jiménez era un experto epigramista, que ni mi mama se escapaba cuando escribe:

 

En tu recado encontré

Ortográficos excesos

¿Por qué al pedirme diez besos,

Escribes besos con “p”?

 

 

O a Caritino Maldonado Pérez –amigo-que cuando llegó al poder y no lo recibía, el poeta indignado escribió:

 

Quince veces he venido, y quince veces te has negado

Caritino MAL-DONADO”

 

 

Papá no publicó todo lo que escribía pues improvisaba todo el tiempo, cuando en restaurantes las servilletas eran al gusto, entre la palabra y el paladar. Su cuaderno de teléfonos llenaba entre números y nombres frases con un timbre poético.

 

 

En una ocasión le escribió un poema a un funcionario amigo de él en una impecable guayabera. En otras ocasiones improvisaba constantemente, sin escribir -el verso oral se lo dedicaba a la gente. Y hasta la fecha hay poemas que se han pasado oralmente entre las familias.

Su poesía, aun sin encontrar sus libros en venta, se ha pasado a base de repetición de boca en boca.

 

 

A cada uno de los hijos (excepto a mi hermana Beatriz) nos escribió poemas, que a la larga de alguna manera llegaron a delinearse como un guion a nuestra personalidad.

 

A mi hermano Héctor escribe el poema “Remigio” –alude al niño travieso, que se va de pinta, aventurero, mentirosito. Resultó un poema muy

popular con los niños en las escuelas y que de hecho

es el que más se ha divulgado.

 

 

Remigio

(algunas frases)

 

¡Orale, Remigio: garre sus tiliches

y como de rayo se me va a l’escuela…!

¡Pero ya volando que li hace tarde

y no sea la cosa que me lo degüelvan…!

 

Con estas “Josefas” vas a la varilla

Y luego te mercas

-pero mita y mita con la chilpayata-

 

Dos cuentos pintados de los de Calleja.

Y a ser como gente: a entrarle macizo

con lo que te venga!...

Ya le dije al maistro que le doy premiso

p’arrimarte sobas y darte tus felpas,

si te vas de pinta por los tecorrales

o a pasiar ajueras…

¡No ti hagas sonso ni lo desimules

que ya te conozco toditas tus tretas!..

 

A mi hermano Juan José, que dolorosamente se murió cuando su hija Rosycarmen entraba en la adolescencia. Fue un hijo, esposo, hermano, todo un profesional digno de la palabra hombre.

 

 

Juancho

 

Igualito a mi pueblo: rejego y cariñoso…

bragado y berrinchudo, como el alma del diablo…;

de m’ hijo, de m’ hijito, que perjuma

mi sombra, como un árbol

 

tiernito, lindo y noble como canción del campo…!

En l’inter que yo sueño, se va a matar las cuijes;

en l’inter mi alma llora, el canta por los llanos…

parece una ramita cantada por los pajaros…;

parece una mañana que ‘ngaña a mis otoños

 

y un sol junto a mi choza de sombras y disengaños…

¡ahí viene de repente el diantre de mi Juancho

aroma del terruño y México hecho patria

 

A mi hermana Chachi la menor, quien inspiró con su ternura-inocencia a que mi papa le escribiera el poema “Chacha”. Me la recuerdo con sus rizos-flaquita alguien quien sentía debía yo cuidar. Como mi papa lo vio ella se casó con un hombre justo y amoroso: Joaquín Ortega Esquivel.

 

 

Chacha

Cuando crezcas, Chacha, tienes que ir al baile:

Muy fresca y bonita, con bonita gracia…

Bailaras con hombres que sean de la tierra

Y onque sean muy feos, ¡búscales el alma!,

Que los hombres feos llevan en sus llantos,

A la mesma patria…

¡Chachita…!

¡Mi Chacha...!

 

Pero, no…Chachita…!yo se qu’ eres güena

¡tienes que ser …como lo es tu mamá!

queres a tus padres y a tus hermanitos,

Eres cariñosa, tienes la carita

como una mañana…

 

 

El poema “Lupita” es -pienso- más complejo- no sólo porque está implícito 3 Lupitas: Mi hermana Lupita quien murió a los 10 meses, ella era la niña bonita, después de 10 meses yo nací en la sombra del dolor que mis padres se encontraban y me dieron su nombre. Y la otra Lupita -La Guadalupana- simbolo de nuestra mexicanidad, espíritu nacionalista que en tiempos de exilios forzados es lo que traemos en las espaldas al cruzar la frontera a los Estados Unidos.

 

 

El poema Lupita retomó diferente sentido al encontrarme con la fotografía de Lupita, colocada en una canasta llena de flores y angelitos al estilo de las imágenes “Vanitas” –de niños muertos.

 

Estas dos expresiones foto-poema me dio la idea para mi tesis de Licenciatura en San Carlos. La imagen congelaba -tiempo aspecto- mi conexión personal de hija-hermana-artista sugería invertir el concepto de pasado-presente-pasado, creando una forma dentro de la otra, estableciendo una comunicación donde los parámetros fueran paralelos a una visión personal. –un acto ritualistico– una ansiedad, donde la imagen se convierte en un instrumento de mística personal.

El tema último de toda fotografía como arte es la fotografía misma.

Es ella la que debe de ser transformada para llegar a ser un instrumento de las posibilidades creadoras de la imagen y-transcender su valor de documento.

 

 

Octavio Paz señala en su libro “Instante y Revolución.”

 

La fotografía es un arte poético porque, al mostrarnos “esto”, alude o presenta a “aquello”. Comunicación continua entre lo explícito y lo implícito, lo ya visto lo no visto. El dominio propio de la fotografía, como arte, no es distinto a la poesía: lo “impalpable” y lo “imaginario”. Pero “revelado” y por decirlo así, “filtrado”, por lo visto.

La cámara es, todo junto lo que el ojo mira, junto con la poesía es memoria-imaginación –vivencia.

 

 

Lupita

 

Lupita, Lupita,

Mi Guadalupana…:

¡sol de mis domingos..!,

¡patio de mi casa…!,

¡árbol de canciones, caminito nuevo,

tórtola que sueña, regocija y canta!

¡Pétalo qui aroma!, ¡ternurita triste!,

!beso de la patria..

 

Fruta dulce y tierna que bajo la lluvia

guinda sus frescuras de mis viejas ramas;

tienes el mesmito nombre de la Virgen

y, como la Virgen eres güena y santa;

como ella, morena, triste y humildita,

¡y llena de rosas la tilma y el alma..!

 

Sueña entre mis llantos cuando estés más triste;

Sé como tu pueblo: lleno de canciones

Y de serenatas;

 

Canta como un sueño

Que’n la vida canta,

Y guelve los ojos a mi probe vida

¡como a mí los güelve la Guadalupana

Cuando estoy más solo,

Sin fe ni esperanza..!,

Y en el alma llevo luto de cariños,

En el cielo lloran todas las estrellas…

¡y pa mis angustias, falta una guitarra..!

 

Lupita, Lupita,

Mi Guadalupana:

¡petalo qui aroma..!, ¡sol de mis domingos..!,

¡querencia de choza..!, ¡patio de mi casa..!

 


Sergio Peñaloza. Presidente de la Asociación Mexico Negro.

 

En otra nota, mi padre es de los pocos poetas que escribe poesía negra, con respeto, con admiración. Ante todo reconoce

Su ardua -histórica lucha contra el racismo, en las tres Américas contra

la ignorancia -falta de reconocimiento a la contribución en la cultura y economías al país. Juan García Jiménez nos provoca a recapacitar:

 

Evocación de América”

 

...América nació para ser libre

!Alertas y a luchar, hombres de América

Por una vida más digna y más humana!

…donde la perseguida raza negra

halle refugio como en su propia casa.

 

Han de caer los victimarios pronto

! America nos halle siempre unidos

Sin distinción de credos ni de razas!

 

¡Que el negro llegue a liberar al blanco

Del odio hacia el color que gime y canta!;

¡Que el negro sea mensaje de esperanza!..

 

 

Retomando- reconstruyendo rítmicamente, al vocablo punitivo

del racismo le da voz y le da lugar al:

 

Romance de Fredesvindo

 

Pateco, chimeco y chando,

con el pelo rechilvudo

y cuculuxte, hace la ronda

a una buena hembra del rumbo

 

¡Bembo, bembo, Fredesvindo,

Caramba, que eso no es tuyo!;

Piernitas de tingüiliche,

No la rondes, Fredesvindo,

Que no le cuadran tus gustos…

 

Mas Fredesvindo, queriendo,

Tiene mando y tiene orgullo:

Robara a la del “redondo”

Y bajo de un tamarindo,

Fredesvindo hará su gusto…

Fredesvindo, Fredesvindo

 

...y ella le habrá de querer

Negro, chando y rechilvudo…

 

En la poesía La Feria, el negro de negro rango… paisaje costeño en la fiesta Guerrerense. El eje dinámico en medio de una feria es el “rapto” -acto fugaz donde el enamorado se roba a su amor. Quién le dice que es ella quien le ha robado el corazón.

En el libro de Aguirre Beltrán Cuijla primer estudio de antropología social, sobre la cultura de los afrodescendientes, en los 40s en el pueblo afromexicano de Cuajinicuilapa.

Este poema pinta a un pueblo como Cuaji.

 


Sergio Peñaloza. Presidente de la Asociación Mexico Negro.

 

La feria

 

La noche que es tupida parvada de palomas

Arroja sobre el pueblo estrellas de algodón.

¡La feria está en su clímax! Y arriba del barranco

y en el flanco

del camino

un moreno pueblerino

¡le arranca la guitarra el corazón!

 

El eco va tremolante

De la ladera hasta el monte,

Al barranco y la vertiente,

Y se pierde en el distante

Silencio azul del pinar…

(Nada se puede cantar

sin que resuene hasta el monte)

 

Comemos el mole verde

En platos de talavera,

Y el mole rojo en los labios

De nuestra novia ranchera…

Y en tanto que el entusiasmo

Se desborda en la reunión,

 

sobre un flanco

del camino

que está al borde de un barranco,

un moreno pueblerino…

¡le arranca a la guitarra el corazón..!

¡Ay, chinita que sí!

¡Ay, chinita que no!”

Y el zalamero

ranchero

que viste blusa de cuero

y almidonado calzón,

nos encanta

con su canto

tanto, tanto,

que un amigable quebranto

nos quebranta el corazón.

 

El penco saltó la tranca

Y dio un brinco hasta el barranco.

¡Que penco tan bruto y bronco

Que deja trunco el ahinco

De su jinete zopengo..!

 

Un negro de negro rango

al ritmo de “La zandunga”

luce vistoso jorongo;

y cuando baila el huapango

todos imitan su ritmo:

¡desde el adusto hasta el rengo!

 

Por vida tuya, chinita,

no me dejes de mirar:

que si el gusto se te quita

otro gusto t’he dar:

el llevarte a mi casita

pa no tener que llorar

¡porque no me queras dar

un beso de tu boquita..!

 

Y sigue cantando el charro

tras saborear un cigarro

liado en hojas de maíz:

No me preocupa mi pena

joven morena divina:

estrellita matutina:

mi corazón se ilumina

cuando te siento feliz”

 

 

Entonces aquel ranchero

que viste blusa de cuero

y almidonado calzón,

queriendo que ella se tape,

¡metiendola en su sarape

la arrima a su corazón!

 

Y tomándola en sus brazos

la roba y se “abre” a balazos

disponiéndose a montar…

Y al ponerla en la montura,

La estrecha por la cintura

y al oído la murmura

su ternura,

su cantar;

 

No t’enojes, Conceición,

si t’robado a balazos,

porque tú, con tus ojazos,

mi has robado el corazón.

De que se robe a un ladrón

ya si han dado munchos casos…

pero…¡mátame en tus brazos

si no he de tener perdón..!”

Y sigue el pueblo de júbilos. Sigue la fiesta de su alma

despeñando,

borbotando

y espumando

su emoción.

 

Y en tanto

que el incidente

comenta

la gente

pinta

 

de más monta en la reunión,

sobre un flanco del camino

que está al borde

de un barranco,

 

un moreno pueblerino…

¡le arranca a la guitarra el corazón...!

 


Sergio Peñaloza. Presidente de la Asociación Mexico Negro.

 

 

Si pudiera hablar contigo, papá. 

 

Guadalupe garcía-vasquez

 

 

Guadalupe García es una artista visual y del performance. La conocí como una de las pioneras artistas del performance, participó individualmente y con el grupo Bio-Arte en las primeras exploraciones del performance en México. De esta manera es nuestra madre Coatlicue/Guadalupe, pero también la hija rebelde, Coyolxauqui; es también la curandera/nahuala y la santera. Es así que la ubico desde las transdisciplinas, el arte conceptual y el feminismo. En su trabajo enfatiza de manera contundente sus raíces indígenas y negras.

 

Agradecimientos especiales: A mis padres Juan y Domitila; a mis hijos Lisa y David y a las hermanas Peñaloza, con quiénes cree la Serie de afro poesía. Especialmente mi agradecimiento para Sergio Peñaloza, presidente de la Asociación México Negro, organizador del 15° encuentro de pueblos negros, que se realizará el próximo mes de mayo, en Cuajinicuilapa, en Guerrero.

Para ponerse en contacto con Guadalupe García: guada.garcia43@yahoo.com

 


Sergio Peñaloza. Presidente de la Asociación Mexico Negro.

 


 

Araceli Zúñiga Vázquez es escritora, poeta experimental y promotora cultural. Investigadora/guionista de radio y televisión educativa (TV-UNAM, Radio UNAM, Radio Educación). Ensayista sobre ciberculturas y vanguardias artísticas. Asesora de proyectos transdisciplinarios sobre arte y multimedia. Miembro del consejo editorial de la revista virtual Clon, de la UAM Xochimilco. Miembro del Consejo del Instituto de Semiótica y Cultura de Masas, centro de investigación y análisis crítico, A.C., Member of IASS/International Association for Semiotics Studies. Curadora y promotora de videoarte, video independiente y video experimental. Coordinadora, con César Espinosa, de las diez Bienales Internacionales de Poesía Experimental, A.C.

Si deseas ponerte en contacto con Araceli Zúñiga:

mail: estridenta@gmail.com


 

Escáner Cultural nº: 
167
Excelente articulo Guadalupe García, de verdad muy interesante... FELICIDADES!!

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
5 + 0 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.