Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscríbete!

Formulario para suscribirse

*Pinche y complete los datos para recibir en su e-mail cada número nuevo de nuestra revista.

Exposición

ARTE, DESHONRA Y VIOLENCIA EN EL CONTEXTO IBEROAMERICANO*

Informe de Clemente Padín

El pasado 19 de Octubre de 2007 se inauguró la exposición colectiva ARTE, DESHONRA Y VIOLENCIA EN EL CONTEXTO IBEROAMERICANO en el Centro Cultural Español de Montevideo, Uruguay, curada por Patricia Bentancur y Luis Camnitzer. Participan los artistas Jennifer Allora y Guillermo Calzadilla, Carmen Aroztegui, Nicolás Branca, Lenora de Barros, Juan Manuel Echavarría, Juan Pedro Fabra, León Ferrari (recientemente galardonado con el León de San Marcos de la Bienal de Venecia), Gonzalo Frasca, Sofía Battegazzore y Equipo Newsgaming, Jorge Macchi, Cildo Meireles, Ana Mendieta, Ronald Morán, Antoni Muntadas, Clemente Padín, Juan Pérez Agirregoikoa, Ana Tiscornia, Jorge Tiscornia y Ernesto Vila Transcribimos las palabras de la Directora del Centro Cultural Español, Hortensia Campanela: El Centro Cultural de España en Montevideo desarrolla, como propuesta bienal, un tema de reflexión, exposición y diálogo.

Si en 2007 hemos merodeado en torno a los desafíos que acechan a nuestras sociedades a través de la violencia, la discriminación y la intolerancia, la propuesta curatorial para la muestra de arte iberoamericano del Lab.07 se concreta en deshonra y violencia. Queremos huir de afirmaciones irreductibles para plantear el carácter ambiguo y contradictorio del concepto violencia, que ha sido definido como “el miedo a los ideales de los demás” (M. Gandhi), y también erigido como legítima defensa ante el despotismo, o producto casi fatal de las contradicciones sociales, entre muchas aproximaciones. Pero creemos que hay algo peor que justificar la violencia y es su banalización. Nuestra propuesta es no olvidar, no disfrazar, no eludir las realidades violentas que carcomen nuestras vidas, que infectan nuestros ideales, que acorralan nuestros principios y, sobre todo, iluminar las causas y las víctimas, y, por qué no, también las coartadas que la sociedad crea día a día para no afrontar sus complejidades. Conscientes de esas dificultades, queremos hablar de ellas y de las representaciones que la cultura nos ofrece de las diferentes formas de violencia. En esta oportunidad, a través de la inteligente propuesta de Patricia Bentancur y Luis Camnitzer, la obra de dieciocho artistas iberoamericanos probablemente nos acercará a certezas mayores. Creemos que el gran esfuerzo que realiza el CCE merece la pena. A continuación el prólogo de la curadora, artista y crítica de arte, Patricia Bentancur: Políticas transversales de la representación: Arte, deshonra y violencia en el contexto Iberoamericano La violencia ha sido tema de la representación e interpretación desde sus mismos orígenes. Las “imágenes” fueron la fuente para narrar los acontecimientos de la historia, exaltar los resultados, intimidar a un enemigo o a una sociedad, intentar una interpretación o promover una denuncia. No nos proponemos repasar aquí una “historia de la violencia” ni tampoco, como propone Luis Camnitzer, de la deshonra. El planteo promueve una discreta revisión de lo que cada uno define en términos de “deshonra” y “violencia” a partir de diversas proposiciones del terreno del arte. La muestra está conformada por variados núcleos que intentan generar nuevas interrogantes, no sólo sobre esta problemática específica, sino también sobre la vigencia o no del potencial critico de la actividad artística.

 

 
 
MINAS.
“a nosotras las reinas…1
 
 
Columna de Marcela Rosen
marcelarosen@gmail.com


Por M. Elena Retamal Ruiz 2

Para comenzar me gustaría acotar dos puntos para hilar este relato.
El primero se refiere al concepto de lo Femenino, el cual se aleja, en cierta forma (no del todo) de ciertas problemáticas discursivas que se establecen en torno a la palabra Género. Referimos de lo Femenino como una mirada más bien metafórica, “que va tomando existencia simbólica en lo que hacen las artistas, y en cómo lo realizan”3 considerando en ello una frontera frente a denominaciones identificatorias con lo Feminista. Sin querer profundizar demasiado en ello, me permito citar una pregunta que Adriana Valdés establece en torno a esta distinción Femenino/ Feminismo: ¿Por qué la resistencia de tantas artistas chilena a identificarse como mujeres, por qué adherir al tópico conservador de que el buen arte no tiene sexo?4 Quizás una de las respuestas posibles es que la historiografía chilena tiene una mirada bastante prejuiciada sobre tales articulaciones narrativas y las artistas no están dispuestas a seguir excluidas de estos relatos, quizás porque los propios discursos feministas nacionales se han anclado en retóricas puristas que no dan cabida a nuevas propuestas visuales 5.

 


Malena Valdeavellano                      Colectivo Dama Brava. Foto Ximena Riffo
Intervenciones en la  Marcha por la NO  Violencia contra las Mujeres. 22 de noviembre



El segundo punto, sitúa su precepto crítico bajo la relación Arte y Política, creemos que es necesario potenciar re-construcciones más allá del supuesto discursivo que establece que, hablar de Arte y Política es valido sólo en un contexto dictatorial o postdictatorial, es decir cuando aún las democracias parecen inestables, como lo ocurrido en Chile en los años ochenta 6. Situamos lo político en ámbitos de nuestra vida cotidiana, pues opera en la acción de los individuos frente a criterios sobre lo moral, lo estético o lo económico. J.P Mellado acota “… con su teoría del “sitio del suceso”, para instalarse como “arte de la excavación”, lo político de la relación “arte y política”, en Hispanoamérica, se localiza en esta zona de reparación y de recuperación de las “identificaciones”, en un contexto en que la desaparición se instala como amenaza. Desaparición de formas de existencia social, desaparición de territorios, desaparición de etnias, desaparición de cuerpos, desaparición de archivos, etc.”7 Desaparición de mujeres, víctimas de sus asesinos.

 
Arte contemporáneo de Corea: Peppermint Candy (Caramelo de menta)
 
Hasta domingo 18 noviembre.
 
MAC Parque Forestal
 
Esta exposición es la más amplia que ha llegado a Latinoamérica de arte contemporáneo coreano. Abarca 80 obras aproximadamente, creadas desde 1980 hasta hoy, donde participan artistas de una generación que le tocó vivir la consolidación de la democracia y un gran cambio cultural en Corea del Sur. Peppermint Candy presenta en Chile obras de artistas de relevante trayectoria internacional que el 2008 se exhibirán en el Museo Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires.
En el MAC Parque Forestal paralelamente se realizará un Festival de cine coreano con películas y documentales independientes entre el 3 y el 6 de octubre.