Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

EVA (La Palabra)

2016 © "En el patio de tu casa"  por Rosa Matilde Jiménez Cortés

 

 

 

MUSEO (sala vacía)
 
De cara a la exuberancia doliente de un paisaje pletórico de savia, se yergue altivo el jardín de azucenas blancas sofocadas por parásitas enraizada a mi naturaleza humana. Cansada y con tedio me siento en el inabarcable verdor impidiendo el paso a la mirada intrusa, que sin recato se introduce en mi casa para vagar con indiferencia en la sala vacía desnuda de objetos. Un alfiler con cabeza de perla detiene los dobleces de la cortina blanca con leves matices de carcoma, al fondo se desdibuja tímida la silueta de la primera figura humana en mi vida, modelo de rectitud y desapego quien partió a su destino hace ocho años dejándome varada en éste vacío socorrido por el blanco de las paredes, la mesa donde escribo, el foco sobre mi cabeza y la silla que se hace cargo de mi peso. Todo en su conjunto es un vacío pintado en blanco con algunos puntos negros incrustados en mi retina, incluso la serie de pinturas que dan cuenta de mi pasado son lienzos blancos exentas de color. Asustada salgo de la estancia interior y observo desde fuera mi casa, le veo vacía y desnuda de fatuidad, castidad que me hace palidecer y caer en un sopor blanco ahogado en humo. Mi casa parece vacía pero yo sé que está llena de gracia.         

 

 

 

Del lat. musēum (lugar consagrado a las musas o edificio dedicado al estudio), “Museo” es mi espacio interior (sala vacía) En el patio de tú casa, seis ventanas abiertas al exterior; pintura sobre caballete distribuida en la planta baja del Museo en la ciudad de Córdoba, Ver. 

 

“El nido del cenzontle” por Rosa MaJiCor © 2016
Tela, aguja, hilo, acrílico, cierre y esmalte / papel y madera. 
48 X 37 cm  
 

EL NIDO DEL CENZONTLE

Con la mirada fija en la pulcritud del blanco, el papel me resulta demasiado tieso para entrar en él; es más cómodo rasgar sus partes y sentir de lleno la fragilidad de sus poros entre mis dedos. Comienzo el trazo, me deslizo sin reparo por el contorno de sus partes haciendo mía la densidad de las formas existentes únicamente dentro de mí mente. Apenas siendo consciente, la casa se construye sola pero continúa deshabitada, entonces abro la única puerta y me deslizo por su lengua; son ríos de palabras menstruas corriendo por los rieles de mi destino. Adentro sé que alguien me espera: es el cenzontle que mi abuela paterna me obsequió antes que yo naciera. La costura del día cero me reclama, una torre de marfil ceñida con el cinturón rojo de mi madre tuerce el laberinto al que temo caer. Del cielo se desgaja la lluvia cálida de los recuerdos, añoranza del pasado y una vida por vivir de cara al futuro trepada en las alturas de mis miedos sin temor a caer y ser mi propio nido. Enciendo una hoguera y me enredo en su hechizo.

 

 

“Patrones de conducta” por Rosa MaJiCor © 2016
Tela, aguja, hilo, acrílico, cierre y esmalte / papel y madera. 
48 X 37 cm  
 

 

PATRONES DE CONDUCTA

Y como patrones de conducta, los moldes se repiten unos a otros calcando sus existencias a la piel de la memoria. Recolectora de sueños, escribo en las palmas de mis manos la figura dostoievskiana entre nubes de silencio, como si hubieran muros blancos que se interponen en mi camino a la vez que franquean la historia de mi destino, que no es el mío, es de ella; la pintura con faldita roja y zapatitos de gamuza azul. Sonrisa débil y encantadora que me seduce e insta amarla, ser niña y franca, mirada diáfana entre bosques sembrados por lobos. Un poco de cuento quizá y mucho de realidad también, despertar y verse cosido al destino de la vida con todo y nubarrones.

 

 

  

“Partido por el centro” por Rosa MaJiCor © 2016
Tela, aguja, hilo, acrílico y esmalte / papel y madera. 
48 X 37 cm  
 

 

PARTIDO POR EL CENTRO

Divididos, seccionados por el bien y el mal, somos candidatos eternos a vivir en condena perpetua de izquierda a derecha en las averías de un corazón roto; signo de vida, júbilo y alabanza. No temas Paisa, nacemos mojados... cruzamos a nado canales negros para blanquearlos con mares de inocencia, esperanza que no muere mientras haya fe en un sistema. Encuentra la caja fuerte y hallarás la mina de otro, porque tuya jamás será. No te condenes, condenado estás. Sé feliz, pinta una sonrisa en tus mejillas y con tus labios llora, implora un beso antes de dormir. Haya sobre tu cabeza un aura que corone tus desdichas si con ella logras alcanzar el perdón. Tiéndete sobre tu centro y alcanza la mitad de ti. Paisa, no copies al vecino, tú no estás partido mientras sostengas con firmeza la pronunciación en ti.

 

 

  

Juegos de cuna” por Rosa MaJiCor © 2016
Acrílico y tinta sobre papel
64 X 50 cm

 

JUEGOS DE CUNA

Quizá no lo recuerdas pero cuando fuiste niño eras más sabio de lo que serás si acaso envejecieras. Eran tiempos modernos donde la calidez de las miradas se enredaban en un abrazo sin circuitos de por medio; tiempos contemporáneos de un pasado incierto que ya no sabes si fue real o invento de la tecnología. Los tiempos que corren son momentos álgidos, ausentes y pobres, sin calidad humana porque están vestidos de ego y así surcan las vías del destino, ausentes de respeto, toreando al miedo; sin algo que los frene; el tiempo se precipita a perecer más pronto que nunca. Se vive la vida tan de prisa que la edad de piedra se mira evolucionada en contraste con las cavernas actuales habitadas por almas idiotizadas por su tiempo. Una noche cualquiera alcanza tu cuna y mece tus sueños, desnúdate y sé niño, explora tu mente; piérdete en la espesura negra de tu misterio y aférrate al timón de tu vida con firmeza, pero no olvides aquellos juegos a media noche que tanto te enseñaron de ti. Se simple como la línea hecha de un solo trazo sin regla de por medio.

 

 

  

“El circo de la vida” por Rosa MaJiCor © 2016   
Collage y acrílico sobre papel
50 X 70 cm

 

EL CIRCO DE LA VIDA

Pájaros al alba ocultos entre manchas blancas de silencio; amanece el día y el circo despliega sus carpas como alas de mariposa incitando al débil. Curiosa la mirada busca un hueco para deslizarse dentro, ver el espectáculo prohibido por alguien a causa de algo que ignoro pero presiento; indiferencia de mi parte que comparto al interesado, el que reclama desde el silencio armado de anonimato porque plantar cara no puede. Y de las sombras matutinas se desprenden las casas mal hechas, construidas a media luz como si el trazo se hubiera hecho desde el abismo más negro. Pero ellas lucen esplendorosas pese el quebranto en sus líneas, igual se abren paso entre ellas para salir airosas del espectáculo de la vida. Atrás queda la niñez de la infacia hecha inocencia, algo se ha roto desde raíz y ya no se pinta sola la línea. Es el primer acto y el aplauso tarda en llegar, hacerse presente... los payasos comienzan la función sin mí. 

 

 

  

“El Otro en el Museo” por Rosa MaJiCor © 2016   
Acrílico sobre papel periódico
50 X 70 cm
 

 

EL OTRO EN EL MUSEO

Tú para mí eres el Otro, la otredad de 'yo', mismidad idéntica a mí. No te confundas, lo que a ti concierne a mí no atañe pero en algo nos une: somos hijos del mismo quebranto, la misma llaga e igual dolor. El Otro en el Museo, significa lo que para ti es extraño para mí no lo es, porque en ti me reconozco igual hoy que ayer. El otro en el museo es la mirada trunca en una sala vacía y cerrada, con un espejo dentro mirándose a sí girar en su órbita el destino ajeno. ¿Quién te crees para dejarme fuera de una sala vacía? Llena de gracia, la obra se lleva dentro.  

 


Material perteneciente al proyecto independiente, MUSEO 2016 – 2017 por Rosa Matilde Jiménez Cortés, en colaboración con Matilde Cortés Puente y José María Escarastegui Mendoza. 
 
Publicaciones / Desarrollo del proyecto
CASA EN VENTA - PINTURA EXPUESTA
EN EL VIENTRE DE MI CASA
HABITÁCULOS DEL SER
Escáner Cultural nº: 
195

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
4 + 1 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.