Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscribir

Escriba a escaner.cl@gmail.com

Distribuir contenido

 

Mil formas de querer explorarlo todo:
Ayotzinapa #43

(Parte 2, concluye)

Perros de qué corral me están ladrando.
Oigo a lo lejos perros que me ladran,
que a mí me ladran
en esta noche de llovizna lenta y vidrios derrotados.
Sombras a dentelladas, vahos
de diverso calibre, alcance,
se lanzan sobre mí como un oleaje de puro ruido y aire.
Han lo suyo de fiesta, pero de rabia más.
Han lo suyo de aullido, pero de rabia más.
Han lo suyo de espanto, pero de rabia más.
Perros de qué corral me están ladrando,
me acogotan, me aturden el poema
hasta volverlo solamente rabia.

Ricardo Yáñez

 

 

Por César Espinosa V.

La palabra se queda corta para referirnos al terrible drama de Ayotzinapa, en el estado mexicano de Guerrero, donde los días 26 y 27 de septiembre, hace ya casi tres meses, las fuerzas policiales del municipio de Iguala asesinaron a siete personas y aprisionaron y “desaparecieron” a 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, por órdenes del presidente municipal José Luis Abarca Velázquez, del partido de “izquierda” PRD, y su esposa María de los Ángeles Pineda, quien era el enlace del gobierno municipal con el crimen organizado…

 



A lo largo de los tres meses transcurridos, el gobierno federal de la República Mexicana ha sido incapaz de realizar una investigación efectiva sobre el paradero de los 43 estudiantes desaparecidos, en tanto que el titular del poder ejecutivo, Enrique Peña Nieto, se ha caracterizado por presentar planteamientos y proyectos de corte más bien burocrático y que quedan muy distantes de atacar con rigor las raíces de impunidad, corrupción y patrimonialismo que han desatado la crisis de gobernabilidad imperante ahora en la realidad política mexicana.

Para intentar dar una imagen de lo que está aconteciendo en México voy a presentar aquí una muestra de las participaciones de los artistas –de poetas y plásticos, un poco de los músicos y performanceros–, que tendrá que ser limitada por falta de espacio. Retomo mi última colaboración en esta revista (N° 174) para seguir presentando a la poeta, accionista poética y editora marginal Mónica González Velázquez, quien asumió en México la propagación de la convocatoria dirigida a escritores y poetas de Centroamérica y el Caribe, incluyendo otras participaciones internacionales, que intituló  "POESÍA SIMULTÁNEA -CENTROAMÉRICA POR AYOTZINAPA-". A continuación, una reseña del evento.
 

POETAS Y ESCRITORES DE DIFERENTES PARTES DE CENTROAMÉRICA Y EL CARIBE realizaron eventos en sus respectivos países en denuncia y solidaridad con los 43 estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa, en una semana en la que también diversas personalidades de la cultura como el conjunto boricua Calle 13 o el panameño Rubén Blades se han expresado en esa dirección.

 

Acción en Puerto Rico

 

En Puerto Rico, la caminata solemne inició frente al Capitolio. Cada uno de los participantes portaba una vela y estaban vestidos de negro. Las integrantes de ‘Bordados por la Paz Puerto Rico’, organización mundial que da voz a las víctimas de la violencia, encabezaron la silenciosa procesión que se desplazó por diferentes calles del Viejo San Juan.

El plan original de los organizadores tenía como destino final la Plazoleta de La Rogativa, pero no fue posible por dificultades a la hora de obtener los permisos con el Servicio de Parques Nacionales de los Estados Unidos que administra tal monumento. Sin embargo, a través de la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, se logró utilizar la Plaza de Armas.

En medio de un escenario que hacía alusión a los 43 estudiantes mexicanos, importantes escritores puertorriqueños culminaron la actividad con un magno recital. Entre los participantes se encontraban la poeta nacional Magaly Quiñones, los escritores y las escritoras David Caleb Acevedo, Mayda Colón, Marlyn Centeno, Jessika Reyes, Bertha Raffo, Aurora Sonilu Pérez, José Muratti-Toro (presidente del Pen Club de Puerto Rico), Amílcar Cintrón Aguilú, Stefan Antonmattei, Javier Febo, Janette Becerra, Zayra Taranto, Isabel Parera, Karen Joglar e Iris Alejandra Maldonado.

 

Poetas y escritoras puertorriqueñas

 

También formaron parte del evento representantes de la comunidad mexicana que reside en la Isla, así como jóvenes estudiantes del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico, institución que por la misma causa ilumina en estos momentos y durante 43 días su emblemática Torre con los colores rojo y verde.


Conmovedor fue el momento en que cada uno de los nombres de los normalistas desaparecidos de Ayotzinapa fue escuchado por los asistentes que de inmediato contestaban: ¡Presente! Por la importancia de este evento el mismo contó con cobertura mediática internacional.

Solidaridad en Guatemala

 

 

SELECCIÓN DE POEMAS DE LATINOAMÉRICA

NO SON 43

Javier Febo Santiago (San Juan de Puerto Rico)

No hay matemáticas
ni ciencia
ni finito ni infinito
para simplemente explicar

No hay explicación

No son 43
somos tú y yo
y la especie humana

 

CUARENTA Y TRES NUBES
Yolanda Arroyo Pizarro (San Juan de Puerto Rico)

En Ayotzinapa siguen las dudas
no hay certezas
cuarenta y tres latidos
la probabilidad de un luto profundo ante un crimen obsceno
pero las madres
a esas les duele el músculo que tirita
que se contrae amorfo
de tanto arrumaco desperdiciado
caído en la tierra
borrado en el verter de gasolina
y los quejidos
a esas les duele la certeza
del terreno que ya sabe de la formación fetal
de la dignidad intercambiada por las súplicas
lo saben las nubes
cuarenta y tres pedazos de lana de borrego
algodones destetados
que navegan entre una humedad de ojos devastadora
a las madres siempre les dolerá el útero
las contorsiones se hilarán de una tela carmesí
como si hubiese un dolor vacío
una orfandad palpable
ante la nueva posibilidad de la no llegada
de la ausencia
de tantos hijos desgajados
tanto grito que alguien ignorará
ya no abrazos
ya sin nanas nocturnas
hay cuarenta y tres clamores que desentonan
un ritmo que recrea la guirnalda de sangre pura
cuarenta y tres lenguas
que no volverán a probar el sabor leche de teta
y las rodillas se doblan y se crispan
y para qué negar la tortura
y el destruir de mandíbulas
o la retirada de dientes a sangre fría
triturar los huesos de los dedos de los pies
cortes con navajas sobre la boca amordazada
la mano pulverizada
doblada hasta atrás
vendados los ojos y obligadas las rodillas
y unos niños vuelven a ser adultos que sueñan que serán maestros
los salones de clase se quedarán vacíos
llenos de fantasmas
llenos de manos levantadas sin elegidos
el griterío en el recreo
y uno de las cuatro decenas más tres
hijo tuyo
o el hijo nuestro
rodará cabeza abajo por el risco
se inundará algún puente
esconderán los cuerpos
abrirán como urna una bolsa en el fondo del lago
llena de rocas y extremidades
o quizás será la costra que deje el fuego cuando se apaga
después de quemar los restos
serán carniceros los tantos narcos estados
los verdaderos responsables
y el acelerado desarrollo de tantas naciones
que se compran al mejor postor
no tendrán tiempo para detenerse en una plegaria
mucho menos en cuarenta y tantas
En Ayotzinapa ya no hay dudas
hay certezas
cuarenta y tres latidos
y la monstruosidad de un luto profundo
ante el crimen más obsceno

AYOTZINAPA (pasaje)
Rubén Blades (Panamá)  

(…)
Ayotzinapa es un clarín de lucha convocando la atención de todos los pueblos, de todas las sociedades. Es la evidencia necesaria que nos indica lo que nos puede ocurrir a todos, si no enfrentamos la descomposición de nuestros sistemas como consecuencia de la corrupción política y civil que afecta a todos nuestros países, donde sea que estemos y de la nacionalidad que seamos.
Ayotzinapa no es un problema mexicano. Es un problema humano, y por ende, internacional. Es también nuestro problema. En el caso particular de nuestro país, Panamá, lo ocurrido en los últimos años nos acercó peligrosamente a esa misma realidad y allí también debemos detener la escalada de una corrupción política y cívica en aumento, propiciada por la codicia que se manifiesta con un cinismo cada vez más ofensivo. De esto comentaré en un artículo especial próximamente.
Dependerá de la voluntad de todos los pueblos del mundo, afirmar o desmentir el dictamen que declara que cada país crea la realidad que su acción, o inacción, merece. Espero que el sacrificio de esos 43 mártires, porque eso es lo que son, sirva para animarnos a adecentar la democracia, a revivirla y rescatarla de nuestra mediocridad cívica y de los tentáculos de una corrupción que se generaliza cada vez más y que amenaza con producir el desplome de todo lo que una vez consideramos digno y posible.
24 de Noviembre, 2014.

 


Panamá, foto Desinformémonos

 

¿QUÉ COSECHA UN PAÍS QUE SIEMBRA CUERPOS?

Manuel Roberto Rodas Mendez (Xela, Guatemala; 1981)

A los 43 normalistas desaparecidos solamente por poner voz
a la "sin voz", solamente por pensar...

El aula espera a sus huéspedes, detienen el tiempo,
prende una vela,
busca en el cielo el rostro de aquellos que llegaban con una sonrisa a sus brazos.
Grita y llora
como el sonido de un recién nacido,
sus paredes se desgarran.
Busca en periódicos a sus hijos, a sus hermanos, a sus tíos, a sus amores perdidos.
¿Puede una hoguera quemar los sueños?
¿Caben los sueños en una urna?
¿Han inventado acaso el arma para matar los sueños?
Yo soy los 43 normalistas,
soy la lagrima de las madres esperanzadas por volverlos a ver,
soy el grito de los hermanos que se han unido reclamándolos,
soy Caifanes cantando "antes de que nos olviden",
soy el aerosol que pinta las paredes,
porque también las paredes hablan,
soy la duda de todo México,
soy el luto de los que aún son seres humanos.


CARDÚMENES (pasaje)
Alejandra Proaño (Ecuador, 1976)

(…)

Pero burlar la muerte es danzar con agua y plancton.

En el agua,
los cuerpos se rozan por accidente
Somos 43 luces de navíos sin brújula.

En ocasiones, nos recogen de regreso al mar astronautas en órbita,
pero nosotros, entregados bajo la marea, despreciamos el oxígeno para mirar a los ojos.

Los encuentros marinos se los lleva la luna
Ella mueve las mareas con su mano de garfio
desgarrando, arrancando, con el borde de sus uñas.

Sí, esa luna que promete acurrucarnos,
y al cabo de tres noches
se hincha y nos deja caer de nuevo al vacío de altas mareas.

(...)

 

Protesta en El Salvador

 

CIUDAD HEROICA
Juana M. Ramos (El Salvador)

A Ayotzinapa y sus hijos

A lo lejos la ciudad,
hace alarde de la muchedumbre de sus venas.
Una lluvia delgada amenaza la brevedad de mis cabellos,
me atraviesan sus luces y pienso en su centro en
damero, sus faroles mortecinos, sus calles , una
sola, intransitable cuando el sol se pasea en el asfalto.
A  aquellos que tercermundean tu existencia, muéstrales
tu boca desdentada y cuéntales que dejaste los caninos
en los palos de tus amos, que te vestiste de pancartas
y ostentaste manifestaciones multitudinarias,
que por muchos años  recorrió tu noche la bota y el fusil,
que  tus cunetas recogieron la sangre de tus hijos,
y de los hijos de tus hijos, sangre que se sigue repitiendo.

 

 

https://www.youtube.com/watch?v=_d8w3kch64s PERU

 

SE LOS LLEVARON
Margarita Drago (Rosario, Argentina)

“Why pour more sorrow
on the hearts of the sorrowful?”
Rumi

Quedaron los abrazos
prendidos en el aire
la mesa servida
y el pan tibio en el horno
quedó el grito mordiendo
las sombras
y las manos  de todos arañando
 la  noche
"se los llevaron"  "se los llevaron"
retumba en las paredes
de las casas vacías
"se los llevaron"  "se los llevaron"
susurra el aire
por las calles desiertas
dónde el infame   
arrojó sus cuerpos
dónde la tierra
esconde sus miradas
dónde las bocas
desangran palabras
dónde los huesos
tiritan de frío
"se los llevaron"  "se los llevaron"
claman madres angustiadas
en una búsqueda sin tregua.
el silencio se hizo largo
anochecida la espera.

(De Las hijas de los vuelos, poemario inédito)

 

Córdoba, Argentina

 


ESTADÍSTICA
Noé Lima (El Salvador)

Cuarenta y tres babas colgando del árbol
después del último balazo
han quedado como abecedarios
diseminados por el campo

Cuarenta y tres penas
y sus ojeras de ceniza
para extenderse entre velas
y esas mantas roncas de tanto gritar
colgadas en las avenidas
que también se queman

La luna fue testigo de cómo se puede morir
con las rodillas roídas por el silencio de las balas
de cómo ella puede soltar su dentadura
en el fondo de los ríos para llorarles

La bendita luna
que los acompañó a morir al lado de su sombra
con sus cuarenta y tres pares de manos cortadas
sin esa tiza temblorosa en sus dientes
sin alfabetos grabados sobre la hierba
con sus cuarenta y tres latidos antes de caer

en el fondo de esa pizarra
en que se convirtió la noche
Apenas y ella
pudo guardar sus iniciales entre el rocío
apenas pudo hacerles un hueco en su corazón
para salvarles la vida
antes que la madrugada
llegara a convertirlos en estadística.

 

 

En México Nos Están Matando – Regina Guerrero
https://www.youtube.com/watch?v=Q4VSu9o0l8s&feature=youtu.be 

 

AYOTZINAPA
Magaly Quiñones (San Juan de Puerto Rico)

Ayotzinapa, un día, se despertó llorando conmovido, era la hora de la afrenta; la hora de la masacre de sus hijos. El día convulsaba y lloraba de ira, hasta el lodo lloraba sin consuelo.
La ignorancia triunfó, el odio se encumbró, el llanto de las madres cubría todo, se oscurecía el cielo, y la noche más noche se crecía.
Y hoy, por qué callarlo. Este gran ojo que ahora somos todos presintió y vio la inmensa felonía.
Y ahora, por qué callarnos, este grito ancestral, que somos todos, debe lanzar al aire su agonía.
Debe surcar el aire cada nombre, cada sueño vejado, cada cuerpo maltrecho y masacrado.
Deber de todos es contarle a todos, que en el hermano pueblo mexicano, 43 patriotas, exigieron respeto, equidad y justicia para todos y perdieron la vida.
Y ahora que nadie llore, que lo griten los cielos, ríos, montes, desiertos, pedregales.
Que los tiranos se hinquen de rodillas sobre piedras filosas cual puñales, que el llanto derramado cubra el planeta.
Ahora, que se sepa, en cada continente, en cada Antilla, sobre la faz del mundo americano que un día, no lejano, los 43 cuerpos serán multiplicados, y sus brazos, alzados, armados hasta el tuétano, cercenarán los huesos del tirano agresor que les tronchó la vida.
Ayotzinapa en México, acá en Borinquen, fue el Cerro Maravilla.
¿Hasta cuándo, hasta cuándo? Ayotzinapa, un día…



LA NUEVA GRAMÁTICA
Luis Cruz (Lima, Perú; 1981)

Te están llamando,
todo el tiempo los policías corren de esquina a esquina, se chocan con momias de papel
se enredan con sus heridos, son malabaristas con fuego ajeno y siempre caen…
Parece que Bolaños dejó caer su tinta en mis calles y que sus novelas toman forma en cada partisano
en cada miembro mutilado, en cada ciego a voluntad.

El fuego nos interroga,
los cuerpos ardiendo nos quieren dar la mano, pero uno tiene miedo y el fuego se apaga.
Los relatos de Borges y Cortázar parecen tomar sentido con cada minuto
de esta noche espesa como la brea.

¿Dónde  anidarán chicos?

Te están llamando,
son vastos sistemas de pensamiento reflejando sus heridas,
sombras encorvadas,
fábricas abandonadas:
“Simplemente míralas y fíjate que hacen contigo” dicen…
Las azoteas llenas de banderas a media asta, pobre chicos, pobres madres
quiera que la gramática tenga nuevas formas de hacer oraciones para la gente vestida de dolor.

 

México: performance con Víctor Sulcer, “El Reinito” Miguel Ángel Corona, La Niña Yahred y César Martínez


E.U.A. pone las armas
y México los muertitos
(120 mil y pico hasta la fecha)*

(Pasaje)

César Espinosa

Lo abyecto está emparentado con la perversión. (…) Lo abyecto es perverso ya que no abandona ni asume una interdicción, una regla o una ley, sino que la desvía, la descamina, la corrompe.
JULIA KRISTEVA, Poderes de la perversión, p. 25.

Ya es un lugar común mencionar que el Estado, el gobierno y las clases dirigentes son incapaces de admitir su incapacidad y complicidad en la gran matanza que es el presente de México, cuando todos los días aparecen decenas de víctimas bajo el amparo de la desidia y la impunidad.
Igualmente, estos sectores entremezclados son incapaces de cambiar de mentalidad, aunque la crisis de inseguridad alcance grados intolerables de violencia. Los medios han hecho de ésta un espectáculo y el aparato oficial un evangelio de la mentira, que crece en la medida de que el gobierno pregona sus victorias, generalmente  pírricas o con excesos contra la población.
Lo más grave, sin duda, reside en que bajo los pretextos de toda índole y las fallas de estrategia, la historia se prolonga y la sociedad policial-militarizada se hace común, se normaliza hacia el futuro en la vida pública y privada; de hecho, aunque con influencias foráneas, lo vemos en el avance del bullyng escolar… Surge la máquina bélica como signo admitido en la involución hacia el futuro.
A esto se le llama abyección. La corrupción del narcotráfico se ha implantado en México por vía de las autoridades y organismos cuyo objetivo es la defensa de la ley y la procuración de la justicia, de las áreas de inteligencia del Estado, de la milicia y las policías, de los gobiernos de los estados de la federación, de los partidos políticos, el sistema judicial, el capital y el sistema bancario y financiero.
El sicario y el capó ven alimentados sus apetitos mediante la muestra publicitaria de aquello que normalmente nunca tendrán; y entonces surgen todas aquellas “industrias” criminales que hacen de la vida un infierno: extorción, secuestro, derechos de piso, moches, robo violento, asesinato y tortura, entre otros. Un infierno para víctimas directas o no directas, pero que viven bajo el amago de sufrir éstas y muchas otras tropelías y no tienen a quien recurrir.


Jorge Izquierdo, A-PRI-CALISIS NEVER AGAIN

 

El an-Estado: las reformas timoratas para contener el desplome

Cuando un 71% del territorio aparece comandado y bajo el acoso del crimen organizado, un Estado que incumple de modo sistemático sus preceptos constitucionales toma el carácter de un Estado sin Derecho, aunque presuma apegarse al formalismo legal en sus poderes ejecutivo, legislativo y judicial. Tiende a ser una entelequia carente de sustancia, para pervivir un lapso posiblemente más bien breve dadas las tendencias centrípetas de la competencia global.
Tal es el caso de México. Está por demás referirse a toda la gama de omisiones y complicidades de las autoridades, que por demás incumplen y vulneran preceptos constitucionales, incluyendo sus propuestas de reformas jurídicas “estructurales” mediante la complicidad del poder legislativo –y en momentos por la Suprema Corte– para imponerlas: laboral, política-electoral, fiscal, educativa, de telecomunicaciones y energética.  
Se habla aquí de la Teoría del an-Estado: en México, y debido a la ausencia en una escala casi total de un Estado Constitucional de Derecho, se torna inexistente la posibilidad autocorrectiva del propio Estado, lo cual a su vez crea condiciones de improductividad y quiebra general: extiende los entramados fácticos, ese umbral donde se unen lo legal e ilegal bajo la sombra del Estado normativo.

 

Demián Flores, La Gota derramada

 

SELECCIÓN DE POEMAS MÉXICO

 

CONTRATIEMPO
Omar Fuentes (ex Ciudad de México)

Tiempo que desligas
memorias
te aproximas
para dejar rastro
en espacios
sin horas
en relojes
inservibles
para estar sin estar
y poder existir
yaces en recuerdos
y te deshaces en instantes
escapas de la vida
cuando hecha trizas
penetra
en el umbral
de la muerte
para asomarse y mirar
la razón de su suerte.

 

M.G.V.

 

 

LA VERTICALIDAD DEL QUE MUERE
Mónica González Velázquez
(ex Ciudad de México, 1973)


 

Todos sabemos de alguna manera que el terror es una pasión sagrada,
una puesta en escena de nuestra propia inocencia
y de nuestra propia revelación.
José Carlos Becerra

¿Quién turba mi sueño
la angustia de vivir en el tedio
la incertidumbre, la guerra?

¿Pero qué sé yo de guerra?

Si mi bandera es pacifista
acumulación de tribus confederadas
sin propiedad intelectual
donde la ley por decreto se respeta.

Me busco en esta patria
de hombres de pensamiento
de sudor y de palabra
pero de silencios se construye el dolor
me estoy yendo a ninguna parte
me invaden oraciones
fuertes -blandas- confusas
tengo el vértigo del recién parido
la verticalidad del que muere.

Soñando y de cara a la pared
mi cuerpo tendido en la hierba
encuentra la diferencia
y sublima el entorno:
el ocaso y sus tonalidades
los vigías de concreto
las copas de los árboles
el azul del cielo

¡Alto!

Me niego a buscar belleza
donde sólo hay podredumbre.

Quiero decir de la realidad
lo que ella me escupe en la cara.

Realidad:

Toca a mi puerta para construirme
no para uniformarme con productos de moda.

Toca a mi puerta para darme certeza
no para inventariar mi existencia.

En la radio se anuncia:
¡Otra ciudad en llamas!

Entre las pestañas, un poco de luz
permite mirar a los ojos miopes
mi huella en el asfalto calza su descendimento
y yo sólo sé
que la guerra
es odio racial y estupidez humana
niños inmolados
patrias sin nombre
cifras de dolor en la carne.

 

PALIMPSESTO (pasaje)
Diego Espíritu (México, 1990)

Una boca putrefacta se abre debajo de la tierra para tragarlo todo,
Un incendio echando raíces a través del suelo,
tendal de fosas hecho de ceniza,
Un hombre arrodillado con la bota incrustada en la quijada.
Una mujer crucifico humano,
El peso inerte de un cuerpo amordazado,
Un bulto amorfo que balbucea espuma
como un pedazo de carne enfermo de rabia.

México,
sepulcro tallado en la tierra
como una herida que punza con el rostro desollado,
y su emblema
tridente raquítico sin poderes

No queda un resquicio de este pedazo de tierra
que no esté gobernado por soberanos cobardes.
Nos dejaron la memoria hirviendo

y el puño atorado en la garganta,
con el golpe ahogado que hincha nuestro pecho.
El horror nos despertó del letargo
y con un estallido culminó el silencio:
Tantos cuerpos con fiebre colmando la plancha,
reventándoles la frente,
tantos que se derramaban por todas partes.
No estamos sordos ni somos ciegos:
nos deja mudos la indiferencia.
No tenemos que esperar a que nos fracture la mandíbula una macana,
ni guardar silencio ante el cinismo y la indolencia
ni dejarnos a la demencia de no saber a dónde dirigir un barco en llamas:
No vamos a echar raíces sobre una fosa:
abrimos la cloaca para jamás cerrarla.
Marcharemos más allá de nuestros muros caídos
y de consignas hechas lemas oficiales.
Hurgaremos muy profundo para encontrar nuevas palabras
Haremos nuevos poemas y nuevas canciones.
Aquí no hay ángeles caídos sólo niños quemados,

ojos extirpados que cuelgan huérfanos de vista
¿De qué sirve la vida si tenemos que pedir permiso para ejercerla?
¿De qué sirve caminar si al colocar un pie delante de otro nos disparan?
¿De qué sirve cualquier cosa si no somos nada?
Habrá que escarbar muy profundo
hasta encontrar las palabras que nos den aliento y
demorarse en el sol que tragan nuestras entrañas
Soy todo lo que este país necesita,
soy la cura de esta profunda herida que es nuestra memoria
en tiempos donde basta abrir la boca para sentir el espeso falo de acero
penetrar nuestra garganta,
vivir será la más subversiva consigna
(…)


DESAPARECIDO
Fátima López (ciudad de México)

A las madres de los 43

Hay una canción que me hace falta
un brillo bajo la inmensa ola.
"¿Dónde has estado todo este tiempo?",
Si pudiera decirte.

Si pudiera hacer
que el viento sople entre tu cabello,
que tus manos me recojan
de esta llama oculta,
si tus pasos
pudiera sanar desde la aurora.

Pero,
tu cuerpo es un vaho sobre las rocas,
un ardiente pozo en el corazón,
un nombre apenas,
una cosa entre las cosas.

Tu cuerpo, que andará por ahí,
cubriendo de destellos el río, o
haciéndose brisa entre el bosque.

Tu cuerpo
andará buscándome cada noche,
como esa noche
cuanto te llevaron
y, seguro,
alcanzaste a pensarme
o a decir mi nombre
casi
susurrando.

Tu cuerpo, que verá en las flores
una añoranza terrible,
que no podrá luchar,
enseñar, que su voz
no podrá
compartir.

¿Andarás con otros cuerpos?,
¿tendrás compañeros de memorias,
charlas acaloradas frente a la sutileza de la luna?
¿Les hablarás de algo:
de la muchacha con la que ibas a casarte,
o del mole verde que tanto te gustaba?
(…)

 

Mitin en el Monumento a la Revolución, 

Ciudad de México Foto: Desinformémonos

https://www.facebook.com/video.php?v=609378445857423&set=vb.100003558200584&type=2&theater   MARCHA

 

Y DÓNDE QUEDA LA DIGNIDAD HUMANA

Jesús Urbina Rz (ex  ciudad de México, 1985)

Quisiéramos mejores tiempos para este país para ti y para mí y para todos los seres que cohabitan este mundo este país está sangrando digo que este país está sangrando y la impunidad sigue sin ser detenida ya sé que todas son especulaciones mías que los caídos son personas desconocidas que la violencia no tolera el arte ni la poesía los más grandes poemas se escribieron sin cobardía pero la juventud toma nota y deja fluir el sin fin de sus rencores con osadía en este país existe la melancolía de saber la cantidad de personas que mueren cada día hirió de muerte a lo que llamábamos tercamente vida en ésta ciudad tenemos cerradas todas las salidas -pero- quién dijo que queríamos escapar de este ataque de desinformación masiva ahora es tiempo de formar el colectivo llamado contraataque nuestra táctica será la información y tomar las calles de manera pacífica aunque nuestras almas estén franqueadas aún no han sido derrotadas esta carnicería de carne humana debe terminar de un solo tajo la única salida es desmantelar el sistema de un gobierno totalmente desorganizado dejemos de ser anónimos para cantar uno a uno nuestros nombres nosotros somos los habitantes del presente luchar de paz o morir de nada son los dos caminos que nuestros corazones ahora trazan dejemos de llorar por los ausentes no es posible que sigamos con los brazos cruzados y mientras de sangre se humedece el ambiente nosotros nos quedamos callados y sumidos y consumidos por el pánico salvaje dejemos fluir el coraje de un verdadero cambio que la pesadumbre no sea nuestra indomable y ensombrecida tristumbre parece que el horror nos termina nos sobaja y nos desgata parece que el dolor nos arruina es penoso y nos dispersa la túnica está enlutada en ominosas llamaradas y seguimos sin hacer nada y dónde queda la dignidad humana cuándo somos testigos de los peores castigos de la impunidad disfrazada otra vez el engaño viene desde lo alto desde la misma silla consumada y ensangrentada otra vez será vencida cuando el pueblo así se lo decida hemos visto morir a nuestros hijos y no somos padres todavía nosotros sobre nosotros enfurecidos y temerosos domesticados a quedarnos callados por cobardes hemos tomado hoy las calles para darle un rumbo de esperanza a nuestra vida no dejaremos que nadie por nosotros decida no vamos a ofrecerle nuestra carne y el cuchillo al homicida ya sé que no he dicho el nombre de la patria donde nuestro corazón habita porque nuestro hogar es la justicia de saber que somos más los que no perdonamos esta cruel y desmedida injusticia somos ofrecidos en el festín de la delicia por la avaricia a donde somos reducidos a simples cifras el apetito de unos pocos ha dejado con hambre a los flagelados por esta matanza indigna y miserable en nombre de la humanidad dejemos de ser testigos inapetentes de una guerra en donde nunca gana nadie esta cobardía que parecía impenetrable dejo sobre nuestra piel una marca imborrable ahora es tiempo de pensar en dar el cambio nuestra visión no es la visión de los vencidos ni nuestra nación es la mansión de los desaparecidos hay que dar un golpe un grito y de frente dar la cara un hermoso canto de paz que tanto nos hace falta ellos con sus armas y la infamia de sus almas barbarizan nuestras vidas cotidianas este país arde de esperanza la sangre arde y nos llama el corazón arde y nos llama la vida misma arde y nos llama este país no está hecho para los cobardes que pretenden someternos ahora como antes somos jóvenes y no nos comemos los brazos nuestros corazones no son armas aunque cada latido sea de justicia un disparo una bala puede penetrar un libro y destrozarlo pero un libro puede atravesar un corazón herido y sanarlo nosotros estamos armados con las balas de las palabras disparemos más poemas al aire y terminemos con las plegarias este poema es un incendio de paz consumiendo de raíz este país hasta guiarlo hacia la esperanza ellos corrompieron nuestro ayer y  casi están a punto de despojarnos del mañana pero nosotros somos el presente forjando la historia contemporánea no dejemos que el silencio encadene nuestras almas

 

Foto: Julio Candelaria, Reforma

TERCERA TORMENTA

Shimara Magaly (Ciudad de México, 1984)

Somos sólo un cuerpo despojado de toda culpa, de toda condena, de toda materia, huesos rotos, anquilosados, fluido desgarbado. Una ligera llovizna anuncia la partida presurosa de un par de alas negras. Soberbia habitual, intolerancia cartesiana. Somos incendio que no arde porque nuestros ojos fueron alejados de su centro, en una cadencia infinita de locura. Nadie escucha nuestros gritos, están todos ocupados en sus compras, en saciar apetitos iconoclastas, en anunciar su siguiente charada. Somos lluvia de estrellas atrapada entre cuatro paredes, la tierra cubre nuestros restos, cenizas inconclusas, Somos apenas un olvido entre tantas memorias reprimidas, ya nadie pronuncia nuestros nombres, ni recuerda el sonido de nuestras voces. Somos esa extraña sensación que muy pocos guardan en el pecho, dolor punzante, tormenta infrahumana, que un día reventará los sueños de los aún dormidos y todo llegará a un mismo sitio. No habrá desiertos ni mares, ni tierra fértil donde sembrar despojos, entidades apiladas, erosionadas por el tiempo. El cáncer ya no consumirá nuestra sangre, ni los arranques neuróticos serán motivo de infierno.

 


Antonio Gritón, La Gota derramada



AYOTZINAPA: 43
Judith Santopietro (Ciudad de México, 1983)

El día llueve y llora sus cenizas,
rostros casi limpios huesos duermen entre el fango,
los arropamos en la espesura del miedo
como se acaricia una flor crisálida
o a un diminuto colibrí nacido ayer

Decíamos,
cada  atardecer,
en el esplendor más sucio de las calles
"saldrán     saldremos       saliremos"
Conjugando el verbo de estas imperfectas flores

Dijiste

"estoy contigo a quien el fondo de un basural
no hay luz    no hay  sombra    ningún fuego nos quema
sólo perros hacen guardia alrededor del río nadie sabe si es amargo este caudal"

Eran así nuestros niños murmurando al mundo
en la cosecha dorada del Sur,
cubiertos de los copos de aguanieve,
entre amaranto y trigo  allá por los maizales,
con sus pesadillas de niños
y el dolor del primer diente
acaso la enfiebrada cara después de un aguacero

O quise decir que eran casi niños
que miramos cada foto
y parecía tan breve la Mirada
desde donde punzan hoy sus huesos como astillas

En el luto de esta noche
(un ferry brama cada hora)
me pregunto cuándo volveré a pisar las calles de mi patria
o si mi patria es el territorio donde poso mis pies ahora mismo,
o si mis pies son dos arcas que navegan sin libros, sin platos ni comida,
si son pájaros de otoño y sus únicas hojas caen del cielo desecadas tristes,
si mi patria es la inmensidad de cadáveres en cada esquina
si ya pasaron siglos
y aún la ciudad está sitiada.

New York City, diciembre, 2014.

 

  MAZATLÁN
https://www.youtube.com/watch?v=SUFwaXe3cp0

 

CONVOCATORIA/ Poesía contra la desaparición y asesinato de estudiantes normalistas de Ayotzinapa

7 de octubre de 2014

“Palabras en Movimiento contra las violencias en México” convoca a escritores, poetas y la sociedad civil en general a participar y manifestarse mediante la palabra escrita contra la desaparición y asesinato de  estudiantes normalistas de Ayotzinapa, Guerrero. Que las letras y la poesía sean el medio para disentir e indignarse, ante el miedo y la violencia en los que estamos inmersos.

Escribe un verso o poema a los jóvenes asesinados y desaparecidos, y aportemos desde nuestra voz y sentir nuestra postura ante tan cruel y deshumano acto. ¡Porque vivos se los llevaron vivos los queremos!

Envía tu poema o verso a poesiaindignada@gmail.com y será publicado en el blog “Ante los miles de muertos, poesía indignada”
 (http://antelosmilesdemuertospoesiaindignada.blogspot.mx),así como en nuestras redes sociales ( Facebook y Twitter).



Carolina Kerlow, La Gota derramada

 

Ayotzinapa

​Por David Huerta

Mordemos la sombra
Y en la sombra
Aparecen los muertos
Como luces y frutos
Como vasos de sangre
Como piedras de abismo
Como ramas y frondas
De dulces vísceras
Los muertos tienen manos
Empapadas de angustia
Y gestos inclinados
En el sudario del viento
Los muertos llevan consigo
Un dolor insaciable
Esto es el país de las fosas
Señoras y señores
Este es el país de los aullidos
Este es el país de los niños en llamas
Este es el país de las mujeres martirizadas
Este es el país que ayer apenas existía
Y ahora no se sabe dónde quedó
Estamos perdidos entre bocanadas
De azufre maldito
Y fogatas arrasadoras
Estamos con los ojos abiertos
Y los ojos los tenemos llenos
De cristales punzantes
Estamos tratando de dar
Nuestras manos de vivos
A los muertos y a los desaparecidos
Pero se alejan y nos abandonan
Con un gesto de infinita lejanía
El pan se quema
Los rostros se queman arrancados
De la vida y no hay manos
Ni hay rostros
Ni hay país
Solamente hay una vibración
Tupida de lágrimas
Un largo grito
Donde nos hemos confundido
Los vivos y los muertos
Quien esto lea debe saber
Que fue lanzado al mar de humo
De las ciudades
Como una señal del espíritu roto
Quien esto lea debe saber también
Que a pesar de todo
Los muertos no se han ido
Ni los han hecho desaparecer
Que la magia de los muertos
Está en el amanecer y en la cuchara
En el pie y en los maizales
En los dibujos y en el río
Demos a esta magia
La plata templada
De la brisa
Entreguemos a los muertos
A nuestros muertos jóvenes
El pan del cielo
La espiga de las aguas
El esplendor de toda tristeza
La blancura de nuestra condena
El olvido del mundo
Y la memoria quebrantada
De todos los vivos
Ahora mejor callarse
Hermanos
Y abrir las manos y la mente
Para poder recoger del suelo maldito
Los corazones despedazados
De todos los que son
Y de todos
Los que han sido.

 

 

En tu soledad Hermano

¡En tu soledad Hermano!
Te acompañarán los cantos
libertarios de justicia insatisfecha

¡En tu soledad Hermano!
nuestros corazones suenan
al ritmo tam, tam de Guerra
porque tu pueblo ya no aguanta

En tu soledad Hermano
te alcanzarán mis lágrimas
en vano intento de apagar
el dolor de un país en llamas

En tu soledad Hermano
las palabras sentencian

En tu soledad Hermano
las palabras de orgullo
 las palabras clemencia
 las palabras te aclaman
 las palabras de marcan

En tu soledad Hermano
las palabras te aniquilan
las palabras te eternizan

………¡Patria o Muerte!....
 ¡Hasta la victoria siempre!

En tu soledad hermano….

Publicado por Poesía Indignada en 10:22

 

 

POEMA PARA LOS 43 DESAPARECIDOS DE AYOTZINAPA
https://www.youtube.com/watch?v=h0Orgd6noY4

 


Ayotzinapa
Mariángeles Comesaña
5 XI-2014

La tierra se levanta con el viento de octubre
Las piedras escuchan
Nos rafaguearon declara un sobreviviente,
nos rafaguearon

Flores bajo la lluvia, viento frío en el atardecer de sus cuerpos
Charcos de sangre en las playas
En la costera de todos
En los ojos que no ven

Octubre es una fosa que se abre en el corazón de la tierra
Aparece el carbón de las hogueras
Que incendiaron el miedo;
los zapatos, las botas, la ropa desgarrada
entre huesos sin nombre ni reclamo

Una tormenta tropical viene en camino
Los estudiantes salen a las calles de Iguala y de Cocula
La carretera vieja, las palmeras, los árboles
Las llantas de los coches que pasan, los retenes
Nudos de pánico

En la cabeza de alguien se urdió la trama
Se trazó el escondite
Se dio la orden de abrir fuego y matar
Caen los nombres; los 27 policías municipales: 14 de Iguala y 13 de Cocula
¿Alguno esparció el diesel?
¿Alguno encendió la chispa y los incineró?

Hedor a Muerte en los cerros de Iguala
Afirman los periódicos
Detener la violencia ya es un lugar común
Un juego siniestro en el reloj
Con qué madeja se recompone el miedo
En el telar de cuál de las fosas perdidas
Se remienda la urdimbre del horror

Un relámpago amargo atravesó el destino de Ayotzin-apan
Un puntito pequeño marcado en el mapa de Guerrero
En el mapa de México
En el municipio de Tixtla de Guerrero
A 1344 metros sobre el nivel del mar
Con sólo 84 habitantes
Con su código postal
Y su prefijo telefónico
Domicilio conocido

Ayotzinapa, Ayotzinapa, Ayotzinapa
Río de las calabazas
Un puntito pequeño, nueve montañas
Sólo a cinco Kilómetros de Tixtla, cabecera del municipio del mismo nombre
Antes Cerro Grande, hoy Lomas de Zapatero

Ahí está la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos,
En la espera de sus 43 estudiantes
Ahí sus caminos, sus mesas de madera, sus paredes llenas de dibujos y grietas,
La humedad de sus muros, en la espera
Ahí la Escuela Normal Rural que se atrevió a escribir un pliego petitorio:
Pintura blanca para las viejas paredes, un poco de cal y de cemento…

Ahí cerca, la carretera federal 93,
Muy cerca de Chilapa, Tlapa y Chilpancingo, Loma de Zapatero, Cerro Grande
Pueblo guerrerense lleno de fruta,
ahí donde las iguanas hacen sus nidos
Tierra caliente, montes llenos de espinas,
desconocidos huecos que derraman miseria
Árboles de la vida en sus entrañas
Cerca de Zihuatlán (lugar junto a las mujeres)
Ñuu Ra en mixteco
Lugar de refugio
Lugar de canciones y de hamacas
Cueva encantada
Hombre Jaguar Olmeca en sus entrañas

Lloran las milpas. Lloran los surcos, y sus semillas lloran
Las manos, las palabras, los objetos,
lloran en la espesura de las sombras
en el voraz infierno de las incertidumbres
En el silencio oscuro y doloroso de las sombras

¡Vivos se los llevaron! ¡Y vivos los queremos!!!

 

 

Acción en Hamburgo

Más de 240 autores de México, Chile y España decidieron no mostrar más rostros lúgubres de los estudiantes de Ayotzinapa sino dotarlos de color y textura; difunden trabajos con hashtag #IlustradoresConAyoyzinapa
www.redpolitica.mx/nacion/imagenes-los-rostros-de-43-normalistas-segun-artistas-visuales

 

 

43 

(pasaje)

Al alcalde, al gobernador y sus policías
delincuentes bien organizados
les quiero decir lo siguiente:

       con mis palabras les quemo vivos
       con mis palabras les humillo, les desnudo
       les torturo, les abandono en las fossa
       les profano, les quito la vida

pero el alcalde, el gobernador y sus policías
siguen con vida, siguen bien organizados

dicen que, para quitar los piojos de los cochinos
hay que echarles aceite quemado

(…)

Autor: Dylan Brennan
Publicado por Poesía Indignada 


DUELO
Martha Oliveri

Yo no sé qué es la muerte
de cuántos paraísos se viste la memoria
de cuántos desterrados está hecho el averno

Yo no sé casi nada

sólo puedo decir hoy duelo de doler
siendo eso que soy y que transcurro.
Hoy siento el corazón acorralado
como un pájaro silvestre en las rejas del pecho…

Yo no sé qué es la muerte
pero intuyo...el silencio de los ángeles.

 

Fotos: Desinformémonos

 


GENTE QUE LUCHA

Soy el ave que descendió como un navío por la mar de dolor de mi pueblo yerto. Soy el indio que fue mancillado por manos asesinas en el acobaltado incienso de los traidores. Soy el paisaje ilimitado de sables y rituales que perforó la piel del universo dual. Soy el cuerpo de la obsidiana que brilló en la noche apurpurada en la dolorosa masacre a los indios por “infieles”. Soy el canto del rastrojero que acompañó al rebelde en la guerra contra los opresores. Soy el silencio amurallado de los muertos que tragaron sangre en la búsqueda de la libertad. Soy la suerte del guerrero heroico que bajo de las estrellas para ultrajar la piedra de los sacrificios. Soy el alma etérea que sembró de vasallos y cortesanos el imperio del mar. Soy el conjuro de los afligidos. Soy todo eso y nada, pero lo que más Soy, simplemente, Soy una gente que lucha.
SALVADOR DÍAZ SÁNCHEZ



Helsinki

 

¿QUE DÓNDE ESTÁ LA JUSTICIA?

Alejandra Alcalá Glez
17 de noviembre

¿Dónde está la justicia?
Que nadie sabe
y tantos buscan,
esa que siempre se anhela
y que pocos practican,
¿Dónde está la justicia?
Cuando soy yo quien la necesito,
por qué si juez yo soy
de la piedad y misericordia que para mí
exijo, me olvido.
¿Dónde está la justicia?
Que entre tantos sentimientos y deseos
propios se ha perdido, que olvidando practicarla
primeramente con los míos en algún
rincón deje en el olvido,
¿Dónde está la justicia?
Por qué ahora soy yo quien la pido,
por qué cuando mi hermano la buscaba,
mirando con indiferencia
y con aparente interés también la pedía,
de mi banca y comodidad jamás me
movía,
¿Que dónde está la justicia?
Quizás en alguna parte de la razón, de
esa que la memoria pocas veces
recuerda mi imperfección, en las
miradas que conteniendo el llanto
encerré en un cajón,
o en las suplicas de un niño
al que interpuse mi pensar sin escuchar su
razón...
¿Dónde está la justicia?
Quizás es la misma que diste tú,
cuando tus manos de piedras llenas estaban si
eras tú quién juzgaba,
tal vez es está la justicia
que buscas limpia de piedras y
señalamientos, sí
¿Dónde está la justicia
cuando a ti se te juzga...?
Hoy sólo a mi mente viene
¿Quién está libre de culpa ?
¿ Quién tirará la primera piedra ?

Guadalajara, Jalisco, México.

 

Madejándola

Texto de Marcela Ibarra.
--Mamá, si desaparezco, ¿a dónde voy?--
No lo sé, hijo.
Solo sé que si desaparecieras te buscaría entre la tierra y debajo de ella.
Tocaría en cada puerta de cada casa.
Preguntaría a todas y a cada una de las personas que encontrara en mi camino.
Exigiría, todos y cada uno de los días, a cada instancia obligada a buscarte que lo hiciera hasta encontrarte.
Y querría, hijo, que no tuvieras miedo, porque te estoy buscando.
Y si no me escucharan, hijo;
la voz se me haría fuerte y gritaría tu nombre por las calles.
Rompería vidrios y tiraría puertas para buscarte.
Incendiaría edificios para que todos supieran cuánto te quiero y cuánto quiero que regreses.
Pintaría muros con tu nombre y no querría que nadie te olvidara.
Buscaría a otros y a otras que también buscan a sus hijos para que juntos te encontráramos a ti y a ellos.
Y querría, hijo, que no tuvieras miedo, porque muchos te buscamos.
Si no desaparecieras, hijo, como así deseo y quiero.
Gritaría los nombres de todos aquellos que sí han desaparecido.
Escribiría sus nombres en los muros.
Abrazaría en la distancia y en la cercanía a todos aquellos padres y madres; hermanas y hermanos que buscan a sus desaparecidos.
Caminaría del brazo de ellos por las calles.
Y no permitiría que sus nombres fueran olvidados.
Y querría, hijo, que todos ellos no tuvieran miedo, porque todos los buscamos.

 


Lectura de poesía, Cd. de México

 

28 de noviembre de 2014

Ayotzinapa ya está en la agenda artística
Piden al gremio artístico alzar la voz contra degradación en el país


“La ira, la rabia, nos embarga a todos por igual’’
La desaparición de los normalistas ¡es la gota que derramó el vaso!, dicen varios pintores
En el contexto de la poderosa ola de protestas que recorre México, los artistas también levantan la voz: “la ira, la rabia, nos embarga a todos por igual. Ayotzinapa, como punta del témpano, marca un hito, ¡es la gota que ha derramado el vaso!
Ante esto, un grupo de pintores unidos por el respeto mutuo y la amistad, y sin filiación política alguna, dirigimos un urgente llamado a los colegas plásticos y visuales en todo México, para que nos expresemos como gremio, señalan en la convocatoria para crear una Gran Colección Testimonial de obras plásticas y visuales de todo tipo, duraderas o efímeras, de cualquier naturaleza, acervo que ya se titula La gota derramada: ¡A limpiar la casa!
La convocatoria solicita a los artistas de cualquier rincón del país y del mundo una obra que sea testimonio de la crisis por la que atraviesa México, original, en cualquier formato, tamaño, soporte y técnica (dibujo, estampa, pintura, escultura, fotografía, instalación, libro de artista, video, etcétera).


Francisco Toledo elaboró 42 papalotes

 


https://www.youtube.com/watch?v=JaVE3HXxpkA

Yo Soy Templo #YaMeCanse2




Felipe Ehrenberg
VIOLENTUS / VIOLATUS: (vulnerat omnes, ultima necat, forsam: todas hieren, la última mata, quizá)

Hace TRES LUSTROS, en septiembre de 1999, exhibí en el Instituto Anglo Mexicano una colección de obras, casi todas instalaciones, que intitulé VIOLENTUS / VIOLATUS.
Nuestra Silla Presidencial era ocupada por el PIR (Zedillo).
Esta es una versión reducida y actualizada del texto que escribí para el catálogo de la muestra:
Se responde —escribí— a lo que se vive. La violencia diaria no sólo me embarga en las calles y carreteras o a altas horas de la noche, sino cada minuto de las 24 horas; los hampones que más me amenazan no son los morenos del anuncio espectacular, sino los finos y encorbatados criollupies que se aparcelan el país; considero en extremo violenta la manera en que desgobiernan los descastados usurpadores que ocupan nuestras instituciones; considero que nuestra dependencia económica y cultural nos violenta hasta lo más profundo del alma, considero violentísimos nuestros retrocesos culturales, con todo y sus estandartes guadalupanos y el resultante enojo de los militares.
La violencia envilece al alma. Ha convertido nuestros sueños en pesadilla. La brutal desigualdad social cuyo origen único es la polarización del capital; las prácticas políticas que sustituyen la res publica por una mercadotecnia demencial; el narcotráfico elevado a prácticas corporativas empresariales enclavadas en las más altas esferas del aparato de gobierno, todo repercute en los avatares de nuestra vida cultural. En nuestra ignorancia (¿será acaso miedo?) devaluamos al arte y lo convertimos en mercancía de consumo conspicuo (tengo “un soriano”, no importa de lo que trate).
Quizá la única manera que tiene un artista para estimular un diálogo contestatario sostenido con su público, sea desconstruyendo...

 

Protesta en Premio Nobel de la Paz

 

* Tomado de la revista Foro Universitario, STUNAM, 5ª época, México, diciembre de 2014.

 


 

César Espinosa V. Mexicano. Escritor, docente, investigador privado (de arte y poesía), promotor y curador de poesía visual-experimental. Creó y fue coorganizador de las Bienales Internacionales de Poesía Visual y Experimental (1985-2009). Autor de libros y ensayos sobre poesía, arte, política cultural y comunicación, uno de ellos -en coautoría con Araceli Zúñiga-La Perra Brava. Arte, crisis y políticas culturales, del cual una selección de textos aparece enEdiciones Especiales de esta revista virtual.

e-mail: poexperimental@gmail.com

Blog: http://profunbipoviex.blogspot.com

Blog:http://postart1.blogspot.com/

FACEBOOK:PRO FUNDACIÓN BIENALES INTERNACIONALES DE POESÍA VISUAL/EXPERIMENTAL

Enviar un comentario nuevo

  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
2 + 4 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.