Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscríbete!

Formulario para suscribirse

*Pinche y complete los datos para recibir en su e-mail cada número nuevo de nuestra revista.
SURREAL

 

Por Enrique de Santiago

artedeenrique@yahoo.es

 

Manuel Carlos Georges Nascimento nace un 18 de abril de 1885, en la isla de Corvo (isla del cuervo) ubicada en el archipiélago de Las Azores (Portugal). En este ambiente insular se crió entre pescadores balleneros y él mismo siendo mayor incursionó en estas labores. También encontró en las aulas su vocación pedagógica y su fascinación por la lectura que en el futuro le servirían para tomar la decisión de convertirse en el más importante editor de nuestro país.

En 1905, decide abandonar su isla, para dirigirse primeramente a EEUU, a visitar a sus hermanos y meses después viaja hacia Chile en busca de nuevos horizontes. En noviembre de ese año llega a Valparaíso, desde donde toma un tren hacia nuestra capital. Acá llega en busca de un empleo donde su tío Juan Nascimento, quien era dueño de una librería en calle Ahumada. En esa ocasión no tiene buena acogida y decide trasladarse a Concepción al día siguiente.

En la ciudad penquista, encuentra trabajo y conoce a Rosa Elena Márquez con quien contrae matrimonio en mayo de 1915. Ella pertenecía a la Sociedad La Ilustración de la Mujer, de la Confederación Obrera de Concepción. La participación activa en estas sociedades de lectura de quien será su esposa y compañera de aventura editorial, tendrá a futuro suma importancia, ya qué siempre él escuchaba los comentarios literarios que le hacía Rosa Elena. Es posible que en esta influencia radique la edición de una buena cantidad de mujeres escritoras, ya sea en poesía o prosa. Por su parte en esos años, Carlos George-Nascimento era parte de la Sociedad Mutualista Lorenzo Arenas. En 1916, nace su primera hija: María Elena

En 1917 fallece su tío Juan en Santiago y viaja para hacerse cargo de la liquidación de la librería, pero cambia de opinión y decide tomar las riendas del negocio, comprometiéndose a pagar cada parte a los otros herederos. A poco andar, decide re-editar el libro “Jeografía Elemental” del autor Luis Caviedes, que ya antes había visto la luz en 1909, bajo el sello editorial Casa Editorial Juan Nascimento.

 

La Librería Nascimento en calle Ahumada, circa de1930.

 

Esta es la línea de tiempo que da cuenta de su extensa empresa como editor, los hitos literarios de los cuales fue responsable como editor e impresor y los sucesos nacionales y mundiales que se fueron dando a lo largo de esta extensa tarea editorial:

1917 “Se edita “poesías” de Pedro Antonio González

1918: Se contacta con Eduardo Barrios y Raúl Simón quienes lo asesoran con la editorial.

1922: Se publica “El hermano asno” de Eduardo Barrios

1923: Adquiere una antigua maquina Marinori con la cual inicia su imprenta, la cual se ubicaría en Arturo Prat              1434. Tiempo después compraría una maquina linotipia en 8 mil dólares.

1923: “Desolación” de Gabriela Mistral

1923: “Montaña adentro” de Marta Brunet

1924: Veinte poemas de amor y una canción desesperada” de Pablo Neruda

 

 

 

1926: Vientos contrarios de Vicente Huidobro

1930: Comienzan las tertulias literarias en la Librería Nascimento todos los sábados al mediodía, lo que será por largo tiempo una tradición dentro del ámbito literario nacional. A estas reuniones asisten reconocidos escritores chilenos.

1931: Da a conocer su primer catálogo de libros que ya a esas alturas ya incluía temas como: novelas, cuentos, poesía, teatro, clásicos, libros para niños, crónicas, viajes, biografías, crítica e historia literaria, arte, ciencias naturales, física y química, filología, historia y geografía, oratoria y miscelánea, ensayos, filosofía, educación política, economía, sociología, derecho, medicina e higiene, educación física, agricultura, ingeniería, comercio, varios y revistas.

1937: “Cancionero sin nombre” de Nicanor Parra

1938: Se crea la Asociación de Editores, Carlos George-Nascimento en su primera asamblea resulta electo Presidente. Ya en esos años se hacía patente la preocupación de los editores por la situación de desventaja con la competencia de las editoriales extranjeras, en especial, con las europeas.

1940: Se publica el primer tomo de la “Historia de Chile” de Francisco Antonio Encina

1941: “La última niebla” de María Luisa Bombal

El día 1 de junio de 1944 Fallece su esposa Rosa Elena Márquez

1944 Viaja a Corvo y EEUU acompañado de María Elena su hija mayor 1950: Se crea la Cámara Chilena del Libro con la participación de Carlos George-Nascimento. Organismo que reúne a editores, libreros, impresores y distribuidores. Su lema principal es: “defender la libertad de edición, importación y circulación de libros, defender el derecho de propiedad intelectual en todas sus manifestaciones y fomentar el desarrollo y difusión del libro chileno en el interior del país y el extranjero”

1951: “Hijo de Ladón” de Manuel Rojas

1952: Se publica el último volumen de la “Historia de Chile” de Francisco Antonio Encina, que completa 20 tomos, 11 mil páginas y 200 mil ejemplares publicados, fruto de 12 años de arduo trabajo.

1953: “60 muertos en la escalera” de Carlos Droguett. Primer lugar del concurso literario “Premio Nascimento”

1954: “La hija vertiginosa” de Humberto Díaz Casanueva

1956: “La compañera” de Efraín Barquero

1957: “Coronación” de José Donoso

1959: El diario La Nación publica el suplemento “Frente y perfil de los problemas del libro chileno” En el cual se exponen y analizan las dificultades por las cuales pasa la realidad editorial en nuestro país. Además se proponen medidas de mitigación y algunas soluciones para enfrentar dicha situación. Carlos George-Nascimento en dicho suplemento expone lo siguiente: “Es una proeza editar autores nacionales. A diferencia de España, Argentina y México, la industria editorial chilena es la Cenicienta de las industrias nacionales. No solo no recibe estimulo alguno, sino que encuentra numerosos tropiezos.” (Fragmento)

 

Carlos George-Nascimento en una reunión de la Cámara Chilena del Libro

 

 

1961: “Huida” de María Carolina Geel

1963: “La mujer en la poesía chilena” de María Urzúa y Ximena Adriazola. Esta edición, vendría siendo el corolario de décadas de edición de literatura femenina, en este caso, poesía. Ya Carlos Nascimento había publicado en sus primeros años a María Monvel, Teresa Wilms Montt, Gabriela Mistral, Raquel Martínez de García, María Rosa González, Ana Neves, Olga Acevedo, Josefina Dey, Sofía Casanueva, Estela Miranda, María cristina Madrid, y posteriormente a Mila Oyarzún, Nina Donoso, Sylvia Moore, Carmen Castillo, Cecilia Casanova, Carmen Ávalos, Delia Domínguez, María Silva Ossa y tantas otras poetas de gran nivel.

1966: Un día 12 de enero de 1966 fallece Carlos George-Nascimento en Santiago de Chile. Dos semanas después la Ilustre Municipalidad de Santiago le rinde un homenaje póstumo, otorgándole la “Medalla de Oro de la Ciudad”. Su hijo Carlos Lorenzo, en su nombre recibe este galardón, agradeciendo la distinción. Es su hijo Carlos, junto a sus hermanas María y Elena, además del marido de esta última el escritor Joaquín Gutiérrez, se hacen cargo de la editorial y continúan con la tarea iniciada en 1917 por su fundador.

1971: Comienzo del período de gobierno de la Unidad Popular, editorial Nascimento logra altas cifras de producción. Se editan los libros de bolsillo “Biblioteca Popular Nascimento” con títulos de la literatura universal y nacional y siguiendo la línea de publicaciones que en ese momento impulsaba la editorial Quimantú (ex Zig Zag) que se había estatizado el 12 de febrero de 1971. Por entonces la editorial estatal llama a Joaquín Gutiérrez para hacerse cargo de la dirección de la empresa y su plan de publicaciones, lo que deja a editorial Nascimento sin uno de sus elementos importantes, tiempo después lo haría Carlos Lorenzo al aceptar un cargo  en la jefatura de la CELADE (Centro Latinoamericano de Demografía). Comienzan a editarse los libros de bolsillo llamados: Biblioteca Popular Nascimento

1972-73: A María y Elena se une Julio, el menor de los hermanos quien es Ingeniero Civil, se ve en la dura tarea de mantener la empresa viva. Como sus hermanas conocían muy bien el negocio, logran nuevamente sacar a flote la editorial, manteniendo una buena producción y calidad de ediciones. Pero esta  primavera cultural en cuanto a lo editorial se refiere, comenzaría a declinar con la llegada de la dictadura en septiembre de 1973. Después del “golpe militar” Marta Lara nuera de Carlos-George Nascimento se integra a la editorial después de haber sido exonerada de la Universidad de Chile, haciéndose cargo de la jefatura de la librería Nascimento.

1974: “Actas surrealistas” de Braulio Arenas

1976: Se dicta en diciembre de ese año, el decreto-ley 825 que impone el impuesto al valor agregado (IVA) al libro, lo que hace subir los precios de las publicaciones, dificultando el acceso del público a la lectura, fenómeno que se iría agudizando con los años.

1976: ¿Quién es quién en la literatura chilena?

Fue el nombre con que se denominó al ciclo de conferencias organizado por Oreste Plath y la Agrupación de Amigos del Libro.

Estas presentaciones se efectuaron regularmente en el Museo Benjamín Vicuña Mackenna y se extendieron desde 1976 hasta 1985.

La Agrupación de Amigos del Libro pidió a cada autor invitado que elaborara un ensayo autobiográfico, en el que describieran parte de su infancia, pasando por su etapa escolar hasta llegar al momento en que se iniciaron en la literatura. Luego, se les pedía que se refirieran a su obra actual y explicaran su aporte a las letras chilenas.

La Agrupación de Amigos del Libro fue fundada en 1976 gracias a la iniciativa de Oreste Plath. Estuvo integrada por académicos, escritores e importantes impulsores de la cultura nacional: el novelista Roque Esteban Scarpa, Carlos López Labaste, la periodista y escritora Pepita Turina, el académico Alfonso Calderón, Carlos George-Nascimento Márquez (hijo del editor Carlos George-Nascimento), Claudio Orrego Vicuña, Arturo Valdés Phillips y el poeta Carlos Ruiz-Tagle.

1978: Después de 102 años de trayectoria, se cierra la Librería Nascimento. La actividad sigue con la editorial e imprenta.

1979: “Metamorfosis” (re-edición) de Jacques Edwards (Joaquín Edwards Bello)

1986: En el mes de agosto, es el cierre de la editorial e imprenta Nascimento, después de haber publicado más de 6.000 titulos. El último libro publicado fue “Aproximación histórica-folklorica de los juegos en Chile del investigador Oreste Plath. En esa publicación aparece este colofón a modo de despedida:

 

“Este libro se terminó de imprimir en el mes de agosto de 1986, en los talleres de la Librería y Editorial Nascimento, encontrándose la empresa en proceso de liquidación.

La librería Nascimento fue creada en 1875 y la editorial en 1917. Ambas fechas están ligadas a la cultura de la nación. Al momento de cerrar, había publicado más de 6 mil títulos y desplegado una actividad permanente a favor del libro chileno. Esta edición corresponde a las últimas impresiones por voluntad de Carlos George-Nascimento, hijo, y en su composición tomaron parte los funcionarios gráficos: Hugo Céspedes, linógrafo; Luis Muñoz, cajista; Omar Vidal, prensista; Sergio Seguel, encuadernador; y Carlos Marchant, bodeguero.

Tanto el editor como el personal que participó en esta entrega, se adueñaron para siempre de mi gratitud, por lo que les expreso mi afecto, con la misma solidaridad con que compartimos el significado de estas tareas, en otras obras de mi autoría, con temas que convocan las realidades populares chilenas.”

 

 

Posteriormente en 1995, Ximena George-Nascimento, reabre la librería Nascimento la cual en esa oportunidad se ubicaría en Avenida providencia 2349. Pero en esa ocasión no tuvo buenos resultados económicos, por lo que tuvo que cerrar a 9 meses de su inauguración, siendo la última tentativa de reflotar una tradición que iluminó la cultura chilena.

 

 

 

 

Un merecido homenaje:

 

Este texto viene a destacar la extensa labor de Carlos George-Nascimento, un inmigrante portugués que llegó a nuestro país en 1905 y que supo realizar una de las empresas editoriales más importantes e influyentes de nuestro medio literario. Es importante destacar que este lusitano comenzó su tarea editorial en 1917, durante el momento histórico conocido como "período parlamentario", en el cual no existía un apoyo o impulso desde el estado hacia la tarea editorial y donde además había un nulo estímulo de la sociedad en su conjunto para que la población leyera, por lo tanto esta se acotaba a la clase oligarca que tenía los medios y la formación educacional para hacerlo. Por lo tanto era muy escasa la lectura en las emergentes capas medias y en mucho menor porcentaje en la clase obrera, quien sólo se instruía gracias a la labor de los movimientos obreros tanto de izquierda como anarquista, fenómeno que se venía dando desde las postrimerías del S.XIX, pero esta lectura generalmente se refería a temas políticos coyunturales o referidos a la contingencia sindical. Por otra parte, los índices de término de la escolaridad básica eran bajas y las tasas de analfabetismo eran muy altas, lo que con todo, significan un gran reto, en la tarea de comenzar una empresa editorial bajo esas condiciones. Editorial Nascimento, es por esto, una suerte de conjunciones dispuestas por el azar que se ve enfrentada a los desafíos que exigía una nación que anhelaba comenzar un proceso de desarrollo con las necesidades inherentes para producir las transformaciones que se darían con las décadas.

Así fue que habían surgido hace unos años, los diarios o fanzines desde el proletariado y las sociedades o clubes de lecturas, ya fuesen de origen obrero o fomentado por los movimientos de feministas, quienes desplegaban una urdimbre que pretendía alcanzar a todas las esferas sociales de la época, con el claro motivo de desterrar el analfabetismo y fomentar el conocimiento a partir de la lectura, para así dotar a la población de mayores herramientas que le permitiesen discernir en favor de los cambios revolucionarios que Chile requería. Es en este escenario que surge la editorial Nascimento, para contribuir a la suma de esfuerzos en pro de desplegar cultura impresa, la que se convertiría en un nuevo medio para ensanchar los horizontes de oportunidades, a cada chileno sin distinción.

 

 

Con su esposa Rosa Elena Márquez.

 

Nascimento, su aparición, su desarrollo y su declive, son por lo mismo, el reflejo de la historia socio-político-cultural de nuestro país, nada de lo que aconteció en estos casi 70 años de trayectoria como editorial, es ajena a estos acontecimientos, a sus causas y sus efectos, por lo tanto, así como la historia literaria es espejo de su época, lo mismo podemos decir de aquella labor editorial que está detrás de ella. En su impronta se vio reflejada gran parte del Siglo XX y contribuyó de manera notable al desarrollo de nuestras letras, debido a su apoyo constante hacia diversos escritores, dentro de los que se incluyen nuestros dos Premios Nobel, además de gran parte de nuestros premios nacionales de literatura. Por esto mismo la marca Nascimento fue sinónimo de ediciones que se hacían eco de los nuevos estilos y formas que venían irrumpiendo en nuestra escena cultural, particularmente en la década de los años 20, con la fuerte presencia del modernismo y posteriormente con la irrupción de las denominadas vanguardias. No obstante, su catálogo comprendió además libros de educación escolar, publicaciones de orden científico y humanista, como investigación en diversos tópicos de las ciencias como geología, biología, ingenierías, ciencias sociales, en las cuales se pueden agregar ediciones de  ensayos y tesis, etc.

Editorial Nascimento supo encarnar y reflejar desde su creación, las transformaciones que se venían sucediendo, tanto en lo social como en lo cultural en nuestro país. Él junto a su mujer, tuvieron la aguda sensibilidad de percibir a aquellos que serían parte de los hitos literarios del pasado siglo. Así fue qué, esta editorial realizó la primera edición en Chile del libro “Desolación” de Gabriela Mistral. Pablo Neruda publica sus “Veinte poemas de amor y una canción desesperada”. Al igual que María Luisa Bombal, Vicente Huidobro, Marta Brunet, Nicanor Parra, Pablo de Rokha y una larga lista de destacados autores que también publicaron a través de esta insigne editorial.

Actualmente, para conmemorar estos hechos y homenajear a su gestor (Carlos George Nascimento) se realiza una exposición, la cual se realiza en la Biblioteca Nacional de Chile, desde el 10 de diciembre hasta el 12 de marzo, el cual es el lugar más pertinente para este merecido tributo, ya que es allí donde se conserva gran parte de este vasto patrimonio editorial (que asciende a más de seis mil títulos publicados). En esta muestra se exponen sus orígenes, su viaje hasta nuestras costas y su infatigable labor junto a su familia que se resumen en casi 7 décadas de labor de la editorial Nascimento. Partiendo por su primera publicación en 1917 hasta 1966, año del fallecimiento de este ilustre personaje, para posteriormente continuar con la tarea que retomaría su hijo Carlos George Nascimento Marquez por veinte años más, hasta agosto de 1986, fecha de cierre de la mítica casa editorial. En este espacio se ha querido rendir un justo homenaje a quien fuera además de editor un incansable impresor de libros que dan testimonio del desarrollo cultural-literario de Chile, cumpliendo con ello la relevante misión de registrar gran parte de nuestra producción escrita del siglo pasado. Se han seleccionado libros, cartas, objetos, fotos e imágenes para comprender en cierta medida la enorme voluntad y esfuerzo de este destacado portugués avecindado en nuestras tierras.

Nascimento será siempre recordado gracias a que en estos muros de nuestra principal biblioteca y en el recuerdo de los chilenos se atesora la memorabilia de tantos libros publicados que dan cuenta de toda una vida dedicada a que otros tuvieran la oportunidad de leer, ese ejercicio que hace que cada espíritu se expanda para beneficio de su nación.

 

Deseo agradecer a Ximena George-Nascimento, Felipe Reyes, Karen P. Müller Turina y a Ana María Berthelon de la Biblioteca Nacional de Chile por sus colaboraciones en esta exposición y texto.

 

 

  

Escáner Cultural nº: 
175

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
7 + 9 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.