Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

EntreVistArtista (EVA)


“Dádiva”, imagen de Rosa Matilde Jiménez Cortés.
Estudio para proyecto EntreVistArtista (EVA) © 2009 – 2013


 

Uno no son todos”

 

ROSA MATILDE JIMÉNEZ CORTÉS
 

(Texto introductorio a El arte de la reflectancia: Una foto especular

por César Nicolás Rubio)

No tengo por costumbre desnudar o poner de manifiesto circunstancias en mi vida respecto al quehacer que desempeño o la forma lo he llevado a cabo pero, haré una excepción porque el caso lo amerita. Experiencias propias del oficio, en el pasado me formé una opinión que hoy, el gesto generoso de alguien me lleva a reconsiderar.

En 1996 expuse por primera vez mi obra al público, realizando hasta 6 exhibiciones al año. Trabajé incansable enfrentándome a una serie de retos, dificultades e impedimentos. El eterno problema de lo que es y no es en cuanto al ámbito cultural refiere y sus métodos de exclusión e inclusión en torno al artista. Algunos críticos de arte y galeristas, rechazaron varias de mis propuestas aduciendo falta de trayectoria y prestigio en mi haber, en vez de valorar mi arte y talento como primer paso. Estando así las cosas, desencantada del sistema y de quienes lo hacen e integran, aquella joven aguerrida que ninguna circunstancia parecía detener, poco a poco fue quedándose muy lejos de mi vida…

El panorama no es menos incierto ahora que antes, exceptuando algunas cuestiones. Cuando emprendí la Cruzada MaJiCor en el año 2007, enfrenté la dura realidad reflejada en mi mirada tras verme en el espejo, cuestionando qué era lo que yo quería y cómo obtenerlo sin empañarla. Finalmente, las acciones ajenas y el resultado de ellas, la manera en que funciona el mundo, sus esquemas y estructuras sociales no debe ser un parámetro en mis decisiones.

“Rosa Niña Guerrera” ofreció una manzana a la deriva y César Nicolás la recibió. Causalidad y efecto; el fruto ha sido cosechado. Cuando tú, el Otro, invitas a los demás a participar del tablero de juego dispuesto en la mesa de la vida, se propicia la energía creativa que “Entre Tú y Yo” habremos de dar al que esté abierto a recibirla.

(He expresado un pasaje en mi vida con el fin de reconocer mi error al suponer que "Uno son Todos").

Profesor e investigador en Lenguajes artísticos Comparados, escritor y crítico literario, César Nicolás se dedica a las diferentes artes (cine, pintura, arquitectura y fotografía sobre todo) tanto como a literatura, al menos en la última década. Ha publicado libros sobre Ramón Gómez de la Serna y Quevedo, así como estudios sobre poesía, novela, vanguardias y Barroco.

Intelectual reconocido y de alta estima, un erudito en el quehacer que le ocupa, César Nicolásme ofrece una lección de generosidad y amor a su profesión, al brindarme de forma espontánea y genuina su texto El arte de la reflectancia: Una foto especular, sobre Dádiva; imagen emblemática en EntreVistArtista (EVA).Acción de su parte me lleva a reconsiderar la opinión limitada sobre algunos personajes del ámbito artístico y cultural.

En aprecio sincero y agradecimiento al ser humano que expresa con generosidad su amor al arte y a quienes lo generan.

 

Rosa Matilde Jiménez Cortés

México, 27 de noviembre de 2012.

 


 

El arte de la reflectancia: Una foto especular

Rosa Matilde Jiménez Cortés y "El arte de la reflectancia: Una foto especular".

Texto de César Nicolás

 

Una manzana magnífica __honda, abrupta, desdoblada.

 


“Dádiva”, imagen de Rosa Matilde Jiménez Cortés.
Estudio para proyecto EntreVistArtista (EVA) © 2009 – 2013

 

Carnal y viva, sensible y ofrecida como se nos muestra en la mano de esa niña, la imagen de Rosa Matilde Jiménez Cortés traza simultáneamente un símbolo. Esboza incluso cierta alegoría, pues estamos ante una fruta que ha sido vista desde la Biblia como símbolo del deseo y la tentación.

Manzana del Deseo. Pero observemos que reduplicada, puesta (especular y reflexivamente) en un juego de perspectivas.

¿He dicho perspectivas? ¿Recordaremos el perspectivismo de un filósofo como Ortega y Gasset, que meditaba precisamente sobre los diferentes puntos de vista que se despliegan al contemplar una manzana, objeto de conocimiento y fenómeno cuya percepción cambia al movernos, según el lugar desde donde lo contemplamos?

La imagen de esa Eva (ahora una niña: ¡insólita tentadora infantil!) gira y se bifurca. Hace una “mise en abyme” que nos invita a reflexionar, verbo que proviene por cierto de “reflejo”, de “reflexión”...

La factura especular de la imagen nos ha provocado de entrada un redoblamiento visual y semántico: se halla llena de espesor. Surgen dos y hasta tres imágenes reflejas en una, si consideramos la superposición de las dos iniciales que en última instancia encabalga la foto.

En efecto: vemos en primer lugar una niña de forma parcial y desde arriba, ofreciendo una apetitosa manzana (observemos su pérfido brillo; se hace una sinécdoque fotográfica de la parte). Niña reflejada a su vez en un espejo (metáfora del agua, imagen de un tranquilo estanque) que se halla en el suelo. Y que nos entrega su rostro (antes invisible) en hondo claroscuro al tiempo que nos ofrece de nuevo la manzana __pero ahora en cambio semioculta, eclipsada por el dorso entenebrecido de la mano: reparemos en el techo, que cobra un inusitado relieve y, al igual que el vestido, contrasta con su luminosidad.

Metáfora del Deseo. Y __al tiempo__ fotografía dentro de la fotografía. O lo que es lo mismo: hay un reflejo en el espejo, una reverberación explícita que de forma implícita modula una autorreflexión. La fotografía nos habla también de sí: establece un diálogo entre identidad y diferencia, “realidad” y ficción, historia y mito, perspectiva y trampantojo, percepción y “realidad”, verdad y ángulo de visión, “significado” y forma...

La foto parece interrogarnos. Y en efecto: ¿qué es lo ilusorio y qué lo “real”? Lo superreal, ¿no se refleja en lo surreal, el abajo en lo de arriba, lo de arriba en lo de abajo?... Secretos de Hermes Trimegisto, paradojas de la Tabla Esmeraldina... Vista desde arriba __como al propio tiempo reflejada, contemplada por nosotros bocarriba (yacentes, enterrados, sumergidos: puestos en el fondo simbólico de ese estanque y espejo o, como diría Borges, “agua rectangular”) esa Eva infantil nos sitúa a su vez en el lenguaje interno de la fotografía y en dos enfoques fotográficos en principio antagónicos (el picado y el contrapicado) que unidos al espacio modulan a su vez una serie de imaginarios culturales y simbólicos.

(¿Recordaremos al respecto los arquetipos del inconsciente colectivo de Jung, las estructuras antropológicas de lo imaginario de Durand, la poética del espacio de un magnífico Bachelard? La psicocrítica y la crítica temática nos lanzan desde luego sus cables...)

Dialogan y espejean dos puntos de vista __y, con ellos, una serie de planos y de mundos distintos, de temas, símbolos y espacios. El consciente y el subconsciente, lo de “arriba” y lo de “abajo”... Lo elevado (el plano superior) y lo enterrado, eso que se halla sumergido u oculto; la visión “desde arriba” y “desde abajo”... Modulaciones de lo visible y lo invisible, lo mostrado y lo oculto, lo telúrico y lo celeste... Opuestos que se unen y resuelven en una incesante paradoja.

Un Deseo que nos despertaría y nos haría volver (como un adulto o una adulta en busca de sí misma, de su propia infancia, de su hija, del tiempo perdido...). Un Deseo que nos haría incluso resucitar (bajar de “arriba”, como los ángeles, o salir de “abajo”: de eso indecible y prohibido: del fondo mismo del agua y de la tumba), llamados desde luego y hechizados por Ella (que no es en última instancia sino la Vida, niña que nos inicia, que nos seduce de nuevo una y otra vez...)

Imagen tan densa como intensa, poderosamente alegórica y surreal. Imagen iniciática y polisémica: tan erótica como reflexiva, tan especulativa como sensorial (y damos de nuevo en el conocimiento, lo especulativo, que deriva a su vez de ese espejo o “speculum”). ¿Prohibición, tabú __y más con una niña: entrevemos al Humbert Humbert de “Lolita”__, nuevo Árbol de la Ciencia del Bien y del Mal?

“Dádiva”: ofrenda generosa, cosa dada graciosa y desinteresadamente... La fotografía tiene un título que remite a la gracia y la generosidad. Reparemos en que (desdoblada, dialógica) contiene lo mítico, lo sagrado, lo puro (el candor, la inocencia, el desprendimiento), al tiempo que girando sobre sí (y dependiendo por tanto del punto de vista y en última instancia del espectador) puede volverse blasfema y subversiva, perturbadora y paródica, mostrándonos su “otro lado”(como la imagen misma del espejo) y con él su significado inverso. Unida al Deseo ¿no entraña también lo obsceno y lo paidófilo? Hace todo un contrafacta __lo transgresor y desmitificador dialogan aquí con lo mítico, lo puro y lo divino.

Hay cierta asimilación y reflectancia __pero nueva, descentrada, expresiva, y ahora en el arte de la foto__ de mundos plasmados a su vez por Dalí, con la multifocalización y simultaneidad del cubismo.

Imágenes y vídeos de Rosa Matilde Jiménez Cortés. Hay en ellos una verticalidad __tienen hondura, calado: trascendencia.

“The Marriage of Heaven and Hell”: rebasando los contrarios, en la foto que consideramos late un “Más allá del Bien y del Mal” de inspiración diríase nietzschana. Al tiempo __y con el espejo__ reverbera un profuso metalenguaje: se hace un énfasis en el enfoque (pero también en la textura); en lo ilusorio y ambiguo de toda clase de significado, de toda clase de representación o de apariencia (representación que vemos unida a los problemas del tiempo y el espacio).

En tal sentido, mejor o peor resuelta, se impone ante todo la forma. Forma que obtura, que deja caer incluso el significado, cualquiera que éste sea. Apreciamos hasta los relieves y el “grano” de la fotografía (como diría Barthes): ese blanco tan táctil del techo, del vestido, en una cuasi sinestesia...

Reminiscencia y Deseo, Epifanía y Memoria: fogonazos. Desde el significante mismo brotan y se expanden una serie de intensidades y resonancias que remiten en última instancia a lo poético y estético, a lo acusadamente artístico, al puro plano de la expresión...

[Para contemplar más obra de esta artista mexicana puede en principio identificarla como “Rosa Niña Guerrera”, seudónimo suyo. Recomiendo particularmente sus vídeos]

 

César Nicolás Rubio

Madrid, 27 de noviembre de 2012.


// EntreVistArtista (EVA) es un proyecto independiente de Rosa Matilde Jiménez Cortés. H. Córdoba, Veracruz; México].

Escáner Cultural nº: 
162
Es este: Disfruté mucho la lectura del texto de Don César Nicolás Rubio. Tu obra es Epifanía, sí; es Reminiscencia y Deseo, sí; es Memoria: fogonazos, sí. No obstante desde mi subjetividad e intuición es un velo, un cantar a medias, la sombra de una flor presentida, percibida por la precencia de su aroma no obstante oculta a los ojos... Es la realidad de caminar confiadamente, sobre un puente invisible con rumbo a un destino sensible, humano, totalmente cálido y grato... Es un placer disfrutar tu obra y por sobre todas las cosas, experimentar a diario tu amistad. Te quiero
Es este: Disfruté mucho la lectura del texto de Don César Nicolás Rubio. Tu obra es Epifanía, sí; es Reminiscencia y Deseo, sí; es Memoria: fogonazos, sí. No obstante desde mi subjetividad e intuición es un velo, un cantar a medias, la sombra de una flor presentida, percibida por la precencia de su aroma no obstante oculta a los ojos... Es la realidad de caminar confiadamente, sobre un puente invisible con rumbo a un destino sensible, humano, totalmente cálido y grato... Es un placer disfrutar tu obra y por sobre todas las cosas, experimentar a diario tu amistad. Te quiero

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
5 + 0 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.