Escáner Cultural

REVISTA VIRTUAL DE ARTE CONTEMPORÁNEO Y NUEVAS TENDENCIAS

ISSN 0719-4757
Share this

Inicio de Usuario

Suscríbete!

Formulario para suscribirse

*Pinche y complete los datos para recibir en su e-mail cada número nuevo de nuestra revista.

GENESIS DEL YO SIN HISTORIA

Daniel Noseda

INTRODUCCION

La presente es el resultado de una investigación sobre nuestra historia.

 Soy argentino, italiano, americano, ciudadano del mundo. Y como argentino, sin historia.

Por siglos, casi dos, nos han inoculado desde niño, con una Historia Oficial, una maquillada para el consumo pedagógico.

La presente es la mía, y la nuestra.

El objeto de este libro, es reconstruirla.

Sin ello, no sabemos de dónde venimos, ni adónde quieren llevarnos.

Aclaro que no soy portador de banderas políticas partidistas. Pero es imposible no mencionar a personajes relevantes de nuestra historia ni tampoco tocar el tema político ya que nuestra Historia Oficial, la que se nos enseña  desde niño en las aulas, es fruto de una decisión política.

Lo  mío es simplemente rebuscar en la historia.

Una página desconocida para muchos, para casi todos.

 

FASCÍCULO 1:   GENESIS DEL YO SIN HISTORIA

De cómo le explico a Leone Tommasi mi contribución a su historia.

 

Génesis 1 - Un poema sin ojos  no puede cruzar la calle (Juan Gelman)

                   “…la historia siempre deja residuos, para conocerla, basta revolver entre los restos y encontrar la respuesta…” – Rodolfo Kusch

 

Leone, maestro:

Usted, ya hace décadas que ha partido de este mundo. Hay quienes dicen que el supremo mandó por usted, a que siguiera pintando otros paisajes, tallando ángeles y santos en el cielo.

Debe agradecer a su alumno Riccardo Bremer, a Carmen su secretaria, al editor, a la Comuna de Pietrasanta y a todos los que intervinieron en aportar datos sobre su vida y obra.

Sería una felicidad poder hablar sobre el proceso de la creación de sus obras y no de la destrucción.

Entiendo que no se quiera incluir este ultimoo. A ningún ser humano y artista le agrada.

Lo entiendo. Pero lamentablemente deberé hablar sobre ellos.

Es mi historia, nuestra historia, maestro.

 

En la tarjeta para mi cumpleaños número 40  decía que 1953 era un año inolvidable, porque:

- Se estrenaba  "El Manto Sagrado", primera película en cinemascope,

- Frank Sinatra ganaba el Oscar por "De aquí a la eternidad"

- Terminaba la guerra de Corea

 - Mick Jagger empezaba a escuchar con atención a Elvis.

- Ian Fleming escribía su "Casino Royale", primera de la saga Bond.

Pero algo opacaba todos esos hechos, el de mi nacimiento.

Más allá de las buenas intenciones para mi persona, creo que el hecho que se estrenara una de las tantas  versiones yankee de la historia sagrada donde actores yankee judíos que hacían de judíos, terminaran siendo perseguidos por el macarthismo de los anglos sucesores de los romanos imperiales engominados y de jopo plastificado,

O que un cantante mafi italo yankee ganase un premio de la academia por actuar en otra subliminal versión existencialista de la justificación histórica de una guerra y metafóricamente, reanudara su camino a la eternidad siendo  venerado por generaciones adeptos al jaz  y del business.

O que finalizara otra guerra por fin  la de Corea (¿finalizo?), para nuevamente continuar con la lista de guerras del siglo, Vietnam, Braim  Storm o del golfo, Kosovo, Afganistán, Irak, Libia, e Iran que ya está en la agenda.Añadan la que quieran a la lista.

O que otro adolescente ingles comenzara su carrera idílica hacia el rock y las drogas.

O que otro escritor flemático impusiera el  sello también flemático de un doble cero con licencia para matar defendiendo los intereses flemáticos otra vez, de un imperio que habría de instigar y actuar para derrocar a Domingo Perón en el 1955.

La tarjeta de cumpleaños, entregada con todas buenas intenciones, inocentes intenciones,  tenía a todas esas fechas significativas para los admiradores de la cultura anglosajona.

 

Sin embargo creo que hay otros signos históricos más importantes en ese año que tiene relación con esta historia.

Una semana antes de yo nacer, en todos los diarios del país se publicaba la noticia del proyecto y obra en marcha del Mausoleo del Descamisado: el 26 de julio de 1953.

Habría sin embargo más cosas para decir de julio y del año y mucho más significativas que lo que figuraba en la tarjeta.

De julio se podría decir que es el mes del solsticio, de verano en el norte, de invierno en el Sur, que es un mes carismático, con alma de leyenda, es el séptimo hijo varón del  calendario,  estirpe de lobizón y que en cada luna llena clama y aúlla por el sujeto de su amor, el Hombre.

En el año 1953, los diarios acallaban  los sucesos transcendentales (por oposición a los hechos yankis) como ese 26 de julio que ingresó a la inmortalidad por la apertura de la causa Nº37 radicada en la Audiencia de Santiago de Cuba por el asalto al cuartel Moncada y que en el transcurrir de la misma Fidel Castro Ruiz habría de enunciar su magistral cierre de su auto defensa con sus palabras al tribunal del dictador Batista: "Condenadme, no importa, la historia me absolverá"

Menciono lo de la tarjeta porque corresponde a una versión criolla de las del país del norte que tiene relación con mi historia.

 

Desde esa tierna edad , después de la ley 4161,aprendimos en las aulas que el peronismo no existió, si lo fue, no era más que una burla histórica. La historia argentina merecía aprenderse solo hasta 1940, debía aprenderse socialmente sin embargo, junto a los profesores cinemasters de Hollywood: desde  la recreación antigua de los mega imperios griegos y romanos (de donde tomaron apuntes para el presente) pasando por el exterminio heroico de los cochinos pieles rojas, pasando a la veneración a lo épico en la recreación de los piratas master de la historias donde bandera británica de por medio, se combatía a los cochinos españoles y franceses no nos olvidemos de los portugueses esclavistas, con solo un parche de oro negro, un sable y una nave, también la tripulación claro, todas pirateadas con la venia de la Reina Madre emitida por la puerta trasera del trono y ya los jóvenes yankees hacían escuela náutica en los cines aprendiendo de sus abuelos ingleses. Seguíamos el proceso comenzado en la matiné, saboreando el familiar y camino a la trasnoche del domingo en los cines de barrio, colándonos como correspondía en la distracción de la boletería,  desembocando en la salvación del mundo con el exterminio de los cochinos amarillos, (Corea, Japón) y los cochinos como no estaban solos, se les añadían  a los cochinos krautz  también  para ya en los sesenta caer en la sofisticación que los cochinos habíanse sincretizado y amalgamado en dos guerras, una fría y otra caliente, con la Unión Soviética y Vietnam.

De la historia argentina alguna vez se ocupaban de refilón como en la versión de "los cuatros jinetes del Apocalipsis".

En fin,  la historia al final se aprende.

De los mitos y de los ritos.

 

Criado en un hogar radical, lo que es decir anti peronista, las barreras de la  exclusión histórica del peronismo solo podía  ser salvada por las anécdotas verbales, alguna revista o libro escondidos pero innombrables.

La sociedad  polarizada entre peronistas y antiperonistas,

“Ni vencedores ni vencidos.”

 Mentiras. La historia será contada por los vencedores, los dictadores del cono sur, y los del plan Cóndor posteriormente

Recién  en los setenta nos damos cuenta que lo natural y asumido y que vivir en dictaduras consecutivas por 18 años, no lo era.

Que en el mundo pasaba otro tanto y los pueblos se hacían  oír: el mayo francés, los blackpower de USA, Argelia, Viet Nam, y Cuba.

La Historia Oficial argentina, esa pequeña vieja mentirosa engendrada para educar, habría de sufrir la indiferencia infantil y adolescente.

La materia Historia fue y es,  la de más bajo nivel de calificación en escuelas e institutos argentinos.

Lógico. Cuando se es niño y más cuando adolescente, uno percibe que la historia no es más que una vieja travesti que oculta su verdad entre el genocidio de libros y escritores.

¿Y cuál es la reacción natural sino la indiferencia, cuando no se tiene la edad y el conocimiento para rebatir lo que se nos suministra en los ámbitos educativos?

El argentino en consecuencia, se acostumbra a transcurrir su existencia sin su historia, sin los hechos tal cual fueron, los museos solo un reservorio  de objetos relacionados a hechos inconexos y tergiversados. El déficit no queda salvado en la adultez en la generalidad de los casos.

De la historia se podrá uno enterar, vivir la que le toca, pero no aprenderla.

Condenados a vivir y repetir los mismos errores solo se recrea con el rito de enhebrar anécdotas conformadas como mitos que quedan como hechos ciertos y reales, en el inconsciente y consciente colectivo del pueblo.

Un pueblo donde su glándula, la memoria, al decir de Eduardo Galeano, se atrofia entre shows de violencia y corrupción.

Y si hablo de Cuba es porque en conjunción con la educación, si uno ingresa allí a un museo, a la salida ha aprendido una lección sobre esa, la Historia, la piramidal y como resultado, un pueblo que conoce su historia y el proceso en el cual está inmerso como ciudadano de su país y del mundo.

Y uno podría hasta aprender de un rector de la Universidad de la Habana experto en peronismo lo que nosotros ignoramos.

El Hoy  tiene otra connotación.

A pesar del rito de la mala educación, puñados de docentes se empeñan a masajear  y nutrir la memoria, a devolver la historia a los niños y jóvenes, educando al educando y auto educándose.

Las Madres de Plaza de Mayo se erigen en universidad de la Memoria.

Investigadores como Osvaldo Bayer, Marcelo Valko, Norberto Galasso, por  nombrar a algunos dejan testimonio de ella.

Docentes secundarios en San Luís infiltran talleres de trabajo entre los programas educativos anacrónicos concebidos durante la implementación de las leyes de destrucción masiva de la educación: Ley Federal, Ley de Educación Superior, y la que incluyen las escuelas charter. Leyes formuladas por el menemismo donde expresamente el Estado se desentiende de su rol de responsable del sistema educativo.

 

Pero si bien esto explica un déficit crónico que nuestra generación padeció en materia educativa con la proscripción de la página sobre el peronismo durante mi niñez y adolescencia no explica totalmente  la génesis de este libro.

Hay una serie de hechos que se conjugan, una serie de constelaciones que se alinean para que materialice.

 

 

Creo que en algún punto del tiempo circular o lineal (aunque la línea es una curva rectificada)  y que nos gobierna,  existe un génesis.

Dejo la historia oficial para contarle mi historia y como es que se intercepta con la suya. Como es que me conecto y me entrelazo con esos hilos de la vida  que el Titiritero mayor juega y manipula.

Y  mi memoria todavía virgen del avance alemán (el alzheimer), se agita con un recuerdo infantil, de haber leído alguna vez una historia de estatuas y monumentos gigantes en la mitología del peronismo...y que no figura en ningún libro de historia de nuestro país.

Los grillos mentales, ya altro inquietos comienzan una búsqueda de esa página olvidada y en el recorrido, encuentro primero los datos del Mausoleo en una nota publicada en el diario La Nación por Hugo Gambini en el 2004  y segundo, una página con un grupito de figuras de la VI Sinfonía existentes el Jardín Botánico de Buenos Aires.

Y sobre la última, una mención a la aparición de un vándalo, “el loco del brazo” que se ocupaba en destrozar sistemáticamente uno de los brazos de sus estatuas.

La historia me atrapó y a mi edad volví a enamorarme... de sus estatuas de la VI Sinfonía, del Grupo de la Pastoral,

Me dolieron también cada una de sus heridas porque me retrotrajo a mi infancia, a la polaridad heredada de una sociedad que no ha madurado sobre su historia aún hasta nuestro días.

Resultado fue que en esos momentos de inspiración, cuando los muros de los hemisferios cerebrales se desbloquean y aparece una visión cierta de la Verdad, es que escribí lo que decidí titular “De cómo los artistas pierden sus obras o parte de ellas”

La nota fue gentilmente publicada en una revista web de Chile : www.escaner.cl

En algún momento, Carmen me conecta por medio de la nota y me cuenta su historia. Como debo reparar ciertos errores cometidos en ella por ignorancia, aprovecho para transcribirla y hacer los ajustes correspondientes. (continuará Fascículo2)

 

 


Maqueta del Monumento al Descamisado.
Gentileza Archivo Histórico de la Nación. Autor: Leone Tommasi.
Altura del edificio: 137 m

 

 

 

Extraordinario articulo, muchisimas gracias por el mismo.Como hago para comunicarme con Daniel noseda?les dejo mi mail lubertuscontepomi@revistaelrescoldo.com.ar
Estimado , mi mail es danielnoseda@gmail.com saludos
BUENISIMO!!!Y GRACIAS OTRA VEZ,

Enviar un comentario nuevo

  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para verificar que eres human@, completa el espacio con los signos de la imagen.
16 + 0 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.